CHINA-JAPÓN: Desastre derriba odio histórico

Pese a las profundas tensiones históricas entre las dos potencias asiáticas, los chinos se muestran más compasivos hacia las víctimas del terremoto y el tsunami de la semana pasada en Japón, donde hay unos 5.500 muertos y más de 10.000 desaparecidos.

Hasta ahora, esta empatía viene sofocando otras emociones, entre ellas una más oscura que ve a ambas catástrofes como una especie de karma por las muchas atrocidades que Japón infligió a China en tiempos de guerra.

"Por motivos históricos tengo una mala impresión de los japoneses", dijo a IPS la maestra china Zhang Wei, de 28 años. "Así que cuando supe la noticia me sentí feliz. Pensé que se lo merecían".

"Pero cuando vi las imágenes en la televisión vi niños, vi que había muchos muertos, muchos desparecidos, y me sentí muy incómoda, muy triste. No tenía idea de que fuera tan serio", enfatizó Zhang.

La discusión sobre el terremoto y sus consecuencias ha sido uno de los asuntos más recurrentes en el servicio chino de microblogs Sina Weibo, y es uno de los "temas del momento" más buscados en Baidu, el principal motor de búsqueda del país.
[related_articles]
Según una encuesta realizada en Internet por Sina Weibo y la red social china Kaixin001, 68 por ciento de los consultados dijeron estar "rezando" por las víctimas del sismo y del tsunami. Diecisiete por ciento dijeron no tener ningún sentimiento en particular en relación al desastre.

Según un informe publicado en el periódico estatal Global Times, decenas de miles de chinos han dejado mensajes en los populares portales de noticias 163.com y sina.com, expresando su preocupación por las víctimas.

Muchos usuarios han llamado a sus compatriotas a hacer a un lado sus diferencias con Japón y a orar por las víctimas.

"Los japoneses no han hecho nada malo. Son diferentes de los soldados japoneses", escribió un usuario en un foro del sitio NetEase.

"Se puede odiar a esos soldados, pero no hay motivos para odiar a los japoneses comunes", opinó.

Otro, que se identificó como Zhangzxin8511, aseguró: "Si estuviera luchando con soldados japoneses, tomaría una metralleta y estaría en la primera línea. Ahora, luego del terremoto, seré el primero en llevar una camilla si necesitan mi ayuda. Recemos por Japón".

Algunos han lanzado esfuerzos para rastrear a los desaparecidos desde las redes sociales. El fin de semana pasado, Weibo, el servicio de microblogs similar a Twitter, creó una plataforma para ayudar a los usuarios a buscar familiares y amigos en Japón.

Pero no todos sienten lo mismo.

"Nunca olvidaré la guerra japonesa contra China. Mataron a mucha gente. Se lo merecen", dijo a IPS sobre el terremoto el estudiante Wei Peng, de 23 años, de la Universidad de Estudios Extranjeros de Beijing.

Esta opinión refleja las profundas tensiones que persisten entre los dos vecinos, y que tienen sus raíces en la invasión y ocupación japonesa de China entre 1931 y 1945. Las atrocidades que cometió Japón contra China a menudo aparecen en las películas y los programas de televisión chinos.

En septiembre, los dos países fueron parte de una disputa territorial en torno a las islas Diaoyu.

Japón detuvo al capitán de una embarcación china dedicada a la pesca de arrastre luego que la misma colisionó con barcos de la guardia costera japonesa cerca de las islas, alentando a Beijing a cancelar las reuniones diplomáticas hasta su liberación.

Las reacciones negativas ante el terremoto de Japón dispararon una violenta respuesta entre los propios cibernautas chinos, que cuestionaron el abierto nacionalismo de algunos.

"¿Cuántos japoneses escribieron ‘Felicitaciones por el terremoto de Wenchuan’?", preguntó un usuario en Weibo, refiriéndose al mortal terremoto de 2008 en la provincia de Sichuan.

El gobierno chino ha hecho las tensiones a un lado, enviando un equipo de rescate de 15 miembros a la ciudad japonesa de Oofunato, muy dañada por el terremoto. Varios de sus integrantes han participado en misiones de socorro tras el tsunami del 26 de diciembre de 2004 en Indonesia y de los posteriores terremotos de Sichuan, Haití y Pakistán.

La Escuela de Periodismo y Comunicaciones de la Universidad de Jinan, en la sureña ciudad de Guangzhou, realizó una encuesta al azar a 505 habitantes del lugar, y concluyó que 90 por ciento apoyaban la decisión de enviar un equipo chino de emergencia a Japón y que 80 por ciento creía que China debía suministrar más asistencia, informó el Guangdong Daily.

La Sociedad de la Cruz Roja de China se comprometió a donar 152.000 dólares en fondos de emergencia a su contraparte japonesa.

A comienzos de esta semana, el primer ministro chino Wen Jiabao ofreció sus "profundas condolencias" al pueblo japonés.

"China también es un país propenso a los terremotos, y sentimos una plena empatía con ellos. Aportaremos más a medida que Japón lo necesite y queremos continuar ayudando en lo que sea necesario", dijo Wen.

El gobierno también intenta acallar los crecientes temores de radiación nuclear que llegan desde Japón, tras varias explosiones e incendios en la muy dañada central nuclear de Daiichi, en Fukushima.

En China circulan mensajes de texto anónimos advirtiendo sobre la radiación. La encuesta de Sina Weibo/Kaixin001 reveló que 82 por ciento de todos los consultados estaban preocupados por la radiactividad.

Zhang dijo que el tema dominante de debate en su escuela es la posibilidad de que la radiación llegue hasta allí. "El gobierno dice que estamos seguros, así que empecé a calmarme un poco. Pero he visto películas estadounidenses sobre lo que les ocurre a las víctimas de la radiación. Así que por supuesto todavía estoy un poco preocupada", expresó.

Las municipalidades costeras de China han empezado a controlar los niveles de radiación, y funcionarios de la aviación en las nororientales ciudades de Shenyang y Dalian han empezado a chequear el grado de exposición de los pasajeros que llegan por vía aérea desde Japón, según los medios estatales.

China posee seis centrales nucleares actualmente operativas, pero ha suspendido la aprobación de toda nueva planta atómica y dijo que revisará sus estándares de seguridad.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe