SALUD: Afganos con sida depositan esperanzas en Pakistán

El afgano Nazarullah sintió un gran vacío cuando supo que era portador del VIH y lo expulsaron de Emiratos Árabes Unidos. Pero todo cambió cuando se enteró que podía recibir tratamiento gratis en Pakistán.

El hombre de 28 años sintió que su "suerte" cambiaba cuando se enteró de que los 13 centros de tratamiento con antirretroviales de Pakistán atendían de forma gratuita a los ciudadanos afganos con VIH (virus de inmunodeficiencia humana), causante del sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).

"Supe por un vecino y vine al otro día", recordó Nazarullah, quien no hacía otra cosa que lamentarse en su provincia de Jalalabad.

Nazarullah es uno de los muchos afganos con VIH/sida que desde octubre cruzan la frontera hacia Pakistán, cuando los centros de tratamiento comenzaron a atender a sus vecinos.

La iniciativa, financiada por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre VIH/sida (Onusida), tendrá una duración de tres años.
[related_articles]
La noticia "alegró a los afganos con VIH/sida de Afganistán", señaló el médico Abdul Hakim, del Programa Nacional para el Control del Sida.

Unos 70 afganos, 48 hombres, 18 mujeres y cuatro menores reciben tratamiento contra el sida en esta ciudad pakistaní, indicó.

"El acuerdo es una bendición porque los afganos con VIH/sida recibirán atención gratuita y se derribarán tabúes y traumas asociados a la enfermedad", dijo Oussama Tawil, representante de Onusida para Afganistán y Pakistán.

Los dos países podrán colaborar para "tomar medidas conjuntas de prevención, tratamiento, atención y apoyo a pacientes de ambos lados de la frontera", apuntó.

Se consideró una estrategia conjunta contra el VIH/sida entre ambos países, cuya frontera permeable es extiende por 2.400 kilómetros. Afganistán y Pakistán también comparten vínculos socioculturales que determinan similitudes en las características con que se presenta enfermedad, indicó Tawil.

"Las características de la epidemia son casi comparables en ambos países", observó el representante de Onusida.

Los dos estados tienen una gran cantidad de consumidores de drogas, considerado el sector de mayor riesgo de contraer VIH/sida. De hecho, hasta 2009, Afganistán era considerado un país de baja prevalencia epidémica, según el último informe de la agencia.

La señal de que se había instalado en Afganistán una "epidemia concentrada de VIH" fue la proporción de 7,1 por ciento de seropositivos, registrada entre los adictos.

Afganistán está en riesgo por las "casi tres décadas de conflictos armados, grandes cantidades de personas desplazadas, economía en mal estado, fronteras abiertas, cultivos de adormidera, uso de drogas inyectables y falta de seguridad en el manejo de la sangre y en las prácticas de inyección, señaló Naveeda Shabbir, del Programa Nacional de Control del Sida.

Pakistán llegó a las 97.400 personas con VIH/sida en 2009, según Onusida y alrededor de 21 por ciento entre los adictos.

"Queremos que los dos países adopten enfoques y métodos efectivos para implementar los programas contra el VIH/sida, incluido el tratamiento con antirretrovirales, prevención de la transmisión de madre a hijo, llegada a los sectores de mayor riesgo, capacitación comunitaria y promoción de la participación de líderes religiosos para lidiar con la pandemia que mata a tres millones de personas al año", señaló Tawil.

No es nueva la colaboración entre ambos países en temas de salud, puntualizó Hakim, quien destacó los esfuerzos conjuntos para erradicar la poliomielitis.

Pero la cooperación "es significativa en materia de VIH/sida porque no hay centros de atención en Afganistán", añadió.

Para Jamila, de 33 años, la oferta de atención gratuita fue muy oportuna.

"Mi esposo, quien me infectó, murió hace tres años", relató. "Cuando me enteré del tratamiento gratuito, fui rápido a Peshawar", relató Jamila, residente de la provincia afgana de Herat.

Los interesados en recibir tratamiento sólo tienen que registrarse en el Programa Nacional de Control del Sida y luego viajar a los centros que ofrecen tratamiento con antirretrovirales, uno de los cuales está en Peshawar.

Una delegación del Programa Nacional de Control del Sida de Afganistán se trasladó a esta ciudad en septiembre para estudiar la posibilidad de replicar los centros para tratamiento contra el VIH/sida en ese país. Luego, un grupo de pakistaníes visitó Kabul al mes siguiente para trabajar con funcionarios y personal de la salud en general.

Hay más visitas previstas de especialistas en el tratamiento contra el VIH/sida pakistaníes a varias provincias de ese país.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos