Periodismo móvil se multiplica en Asia

¿Qué tienen en común las protestas en Birmania, los ataques con explosivos en Indonesia y la devastación causada por el tifón Ketsana en Filipinas? Las modernas tecnologías de la comunicación y, en particular, los teléfonos celulares.

Todos esos hechos constituyeron noticias de interés internacional que se difundieron rápidamente gracias a esas herramientas.

En Filipinas, las imágenes captadas con celulares sobre la destrucción que causó el tifón de septiembre de 2009 y que afectó a cientos de miles de personas, transmitieron al mundo la gravedad de la tragedia.

En Birmania, el uso de la telefonía celular para comunicar información crucial, tanto al público nacional como al internacional, demostró ser "muy práctico", dijo a IPS Mon Mon Myat, de la Agence France Presse en ese país, donde los medios de prensa están bajo una estricta censura.

"Filmar con un teléfono celular es muy seguro, porque la gente piensa que uno simplemente está tomando fotografías y no vídeos. Es menos riesgoso para nosotros", señaló el periodista birmano, agregando que, de ser necesario, pueden ocultar o eliminar el teléfono fácilmente.
[related_articles]
Los expertos en medios de comunicación sostienen que los celulares se están volviendo cada vez más una importante herramienta para recabar información en Asia.

Las coberturas periodísticas por celular son usadas por importantes medios de comunicación como Al Jazeera, la red de televisión con sede en Qatar. Este fenómeno ha hecho surgir el "periodismo móvil", también conocido como "MoJo" (su acrónimo inglés).

El concepto de periodismo móvil alude al uso de tecnologías de la información y la comunicación, que incluye a los celulares, para publicar artículos, imágenes y vídeos en Internet apenas segundos después de captados.

Esta práctica es especialmente relevante para las noticias de último momento y en países donde los medios de comunicación están estrictamente controlados.

Según el libro "MoJo – Mobile Journalism in the Asian Region" ("MoJo: Periodismo móvil en la región asiática"), escrito por Stephen Quinn, profesor de periodismo en la australiana Universidad Deakin, a mediados de 2009, en todo el mundo se utilizan más de 4.200 millones de teléfonos celulares, 43 por ciento de ellos en Asia.

Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, el celular es el artefacto de comunicación de más rápido crecimiento en la historia, con una proporción de usuarios en el mundo en desarrollo que pasó de 18 por ciento en 1997 a 97 por ciento en 2007.

Como los celulares son tan comunes en los países pobres, es fácil que los periodistas móviles se confundan en una multitud. En Filipinas, por ejemplo, los teléfonos celulares suelen utilizarse para captar imágenes de desastres y situaciones de conflicto.

"Los fotógrafos están en la primera línea. Necesitan estar en el lugar donde la noticia está ocurriendo, y a veces usar celulares es la mejor manera" de registrarla, "especialmente si el acceso es limitado", dijo a IPS el fotorreportero Jimmy Domingo, miembro fundador del Centro Filipino para el Fotoperiodismo.

Los periodistas gráficos que quieren transmitir archivos a sus redacciones con celeridad hallan que las innovaciones de las cámaras de los celulares les facilitan el trabajo.

Aparatos como las cámaras de vídeo Flip permiten a los usuarios filmar y transferir los archivos fácilmente a una computadora o publicar los vídeos en la red de redes.

El Flip Mino, un modelo compacto que pesa menos de 150 gramos, puede grabar vídeos de alta definición.

El popular iPhone, de la firma trasnacional estadounidense Apple Inc., también tiene nuevas aplicaciones para usos periodísticos que pueden transformarlo en una herramienta multimedia, para realizar informes radiales o podcasts.

Poddio, diseñado para los periodistas radiales, permite grabar, editar y enviar completos paquetes de noticias a través del iPhone, lo que resulta más rápido que transmitirlos a través de una computadora.

Dados todos estos avances tecnológicos, la consultora Datamonitor pronostica que en la región Asia-Pacífico el uso de teléfonos celulares aumentará de 389 millones en 2007 a 890 millones en 2012.

En un foro sobre medios de comunicación realizado en Manila, Quinn dijo que estos avances volverán aún más rápida la difusión de noticias. "Con las capacidades tecnológicas de los artefactos modernos, los ‘mojos’ o ‘periodistas móviles’ pueden armar un informe en el lugar de los hechos, editarlo y transmitirlo a la web, momentos después de que ocurre el acontecimiento", destacó.

El típico equipo de camarógrafos requiere equipos como una cámara, un trípode, una computadora móvil y cables para trabajar. Sin embargo, ahora alcanza con una persona que porte un teléfono celular.

De todos modos, los expertos coinciden en que sigue siendo fundamental volver a lo básico.

"No es posible utilizar los nuevos medios hasta que los viejos se empleen adecuadamente", opinó Quinn, agregando que es vital que los periodistas tengan una sólida formación en habilidades de investigación y redacción, así como en conocimientos de ética profesional.

Domingo también cree que los fotógrafos deberían saber primero cómo realizar coberturas utilizando cámaras estándar, y usar los celulares solamente cuando la situación así lo requiera.

"Si un hecho ocurre en un lugar donde sólo hay disponibles teléfonos celulares, lo más importante es poder difundir la fotografía y contar la historia", dijo.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos