ESTADOS UNIDOS: Abuelas pacifistas entre rejas

Organizaciones pacifistas estadounidenses emprenden esta semana numerosos actos de desobediencia civil para conmemorar el quinto aniversario de la invasión a Iraq. En el marco de estas protestas, 10 «abuelas por la paz» fueron arrestadas.

Estas mujeres, de entre 57 y 80 años, se dirigieron a la oficina de reclutamiento del ejército en un centro comercial de Atlanta, en el sudoriental estado de Georgia con la intención de enrolarse. IPS presenció en exclusiva este episodio.

Las integrantes de la organización Abuelas por la Paz se dividieron en tres grupos a alrededor de las 9.30 horas de la mañana del lunes y se dedicaron a importunar con sus preguntas a otros tantos reclutadores.

"¿Dónde se consiguen los bonos? ¿Puedo conseguirlos aquí?", preguntó una abuela.

"Ustedes quieren sacarnos de mentira verdad", replicó una reclutadora, que se identificó como la "señora Reed".
[related_articles]
"Le explico. Estamos en contra de la guerra de Iraq. Queremos enrolarnos", respondió Bobbie Paul, de 58 años, directora ejecutiva de la organización no gubernamental Acción Femenina por Nuevas Direcciones, de Atlanta.

"Debemos asegurarnos de que los aspirantes se hayan sometido a un examen médico previo", dijo el reclutador Kevin Wells.

"¿Pueden reclutarnos hoy? Así los jóvenes no deben ir allí. ¿Pueden darnos una lista de empleos?", insistió Paul.

"Tenemos que seguir las reglas fijadas por el gobierno", respondió Wells.

"¿Vas a reclutarme? Tengo 80 años", dijo Doris Benit, de la ciudad de Kennesaw, también en Georgia.

"Si fuera por mí, ¡por supuesto! Pero estamos en el ejército y debemos seguir el proceso", indicó.

"¿Cuál es el primer paso?", preguntó Benit.

"El primer paso es tomar asiento", remató Wells. Pero apenas dijo esto, las 10 abuelas tomaron una silla cada una y se sentaron alrededor de su escritorio.

Mientras, docenas de activistas se agolpaban frente a la oficina, haciendo tronar sus tambores. Cargaban un cartel que rezaba: "Llévennos a nosotras, no a nuestros nietos."

"Necesitamos un formulario", dijo Gloria Tatum, de 65 años, de la Coalición Paz y Justicia de Georgia.

"Ustedes hacen lo que pueden. Yo hago lo que puedo", le dijo Tatum al reclutador. "Todos vamos en la misma dirección. Éste es el país más grande del mundo. Hay muchas maneras de hacer las cosas. Soy una apasionada por este país y me preocupa lo que sucede. Este país te necesita, me necesita, necesita a ese joven que está ahí. Este país necesita esta pasión."

Fue entonces que la señora Reed gritó: "¡Quiero a todo el mundo fuera de aquí." Luego, pidió apoyo y se comunicó con su supervisor.

Finalmente, aparecieron los agentes de policía. "Tienen 10 segundos para salir de las instalaciones, porque esto es propiedad privada, o, de lo contrario, serán arrestadas de inmediato", dijo un oficial con un altavoz.

"Somos abuelas. Necesitamos aunque sea 10 segundos sólo para coordinar el esqueleto", se quejó la reverenda Sylvia Carrol, de la Primera Iglesia Baptista de Iconium, una de las 16 "abuelas de respaldo" que no fueron detenidas.

"Me siento estupendo. Creo que dejamos clara nuestra opinión: esta guerra debe terminar ahora", dijo Tatum a IPS antes del arresto. Según ella, el presidente estadounidense George W. Bush y el Congreso legislativo "violaron el derecho internacional y tiraron la Constitución a la basura".

"El oficial de policía me recomendó cuidarme", agregó Benit. "Pero ya viví toda una vida. Quiero que estos jóvenes puedan hacer lo mismo. No tenemos nada en contra de estos jóvenes. No queremos que mueran."

"Creo que esto fue un gran éxito, pues pudimos quedarnos allí y, mientras tanto, tuvimos un intercambio" con los reclutadores, dijo Dot Shaw, de 73 años, residente en Snellville, Georgia. "Los mantuvimos ocupados y se concentraron en nosotras. Nos negamos a retirarnos hasta que nos dijeron que estábamos arrestadas."

"¿Quién está a cargo?", preguntó el agente, identificado como "C. Mac", mientras las mujeres cantaban en una escalera, esperando que una camioneta policial se las llevara.

"No somos un batallón", contestó Paul.

"¡Insistimos! ¡Que nos recluten! ¡Abuelas por la Paz!", cantaron todas. "¡Protestamos! ¡Nos arrestan!"

"Tenemos frío. Déjennos entrar", dijo Benit al oficial Mac."¿Cómo está en la cárcel? ¿Hace calor?"

"Okey, hola a todas… Estoy tan en contra de la guerra como ustedes. Pero tenemos que mantener la normalidad, cierto nivel de normalidad. Hemos recibido quejas", dijo Mac a las Abuelas.

Betsey Miklethun, de 73 años, residente de Norcross, Georgia, leyó la carta que les escribió a sus nietos antes de que la arrestaran.

"Esta semana se cumplen cinco años de la guerra… Lloraré porque los amo tanto… lloraré por la guerra y por la ocupación de Iraq. Podría decirles muchas cosas sobre esto. Hoy participaré en un acto no violento de desobediencia civil. Nunca había hecho algo así. Alguien debe ponerse de pie y decir: ‘Yo me preocupo’."

Tim Humphreys, portavoz del Batallón de Reclutamiento de Atlanta, dijo a IPS que las Abuelas por la Paz no fueron enroladas porque "estaban perturbando nuestras actividades".

"Quien quiera enrolarse de verdad en el ejército puede ir al sitio Army.com para llenar los formularios y fijar fecha y hora para una entrevista. Estas damas, al parecer, no estaban interesados en eso", agregó Humphreys. Además, recordó, la edad máxima de reclutamiento es de 42 años.

Pero Susan Keith, periodista de la publicación Atlanta Progressive News, sí llevó con ella los formularios al centro de reclutamiento.

Al ser consultado al respecto, Humphreys dijo que la pregunta ya había sido contestada. Luego, no devolvió las llamadas de IPS al respecto.

La policía de Atlanta confirmó el arresto de 10 de las Abuelas por la Paz, que fueron conducidas a la cárcel del condado de Fulton y acusadas de "irrupción en propiedad privada, delito menor con una pena máxima de un año de cárcel, informó el oficial Eric Schwartz.

Los demandantes "no dijeron nada de perturbación" en la oficina de reclutamiento, dijo Schwartz. "El dueño de la propiedad tiene derecho a decirles que no las quería allí. Nosotros no determinamos si las razones del propietario son válidas o no."

Otras arrestadas son Ella Ruth Hunnicutt, de 79 años, Minnie Ruffin, de 66, Ann Mauney, de 65, y Judy Conder, de 60.

Abuelas por la Paz Internacional fue fundada en 1981 por Barbara Wiender, arrestada por protestar contra la presencia de armas nucleares cerca de su casa en Sacramento, en el sudoccidental estado de California.

Hoy, esta organización con oficinas en Alemania, Estados Unidos, Gran Bretaña, Rumania y Sudáfrica convoca acciones de protesta como desobediencia civil, entre otras, por el desarme, la paz y la justicia.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos