PETROLEO: Aumento de oferta esta vez no baja precios

Los precios del petróleo, en alza mientras la OPEP deshojaba la margarita entre aumentar o no su producción, aún siguen creciendo pese a que los exportadores ya trabajan casi a plenitud y este viernes ya rozaron máximos históricos.

En Nueva York, el tipo West Texas Intermediate (WTI), crudo marcador estadounidense, se vendió a 41,23 dólares el barril de 159 litros, un alza de 46 centavos respecto de la cotización del jueves. El récord, logrado el 2 de junio, fue de 42,45 dólares.

En Londres, el crudo Brent de mar del Norte y referencia europea trepó 45 centavos de dólar por barril respecto de la víspera para situarse en 37,93 dólares.

Los promedios semanales fueron de 40,13 dólares para el WTI, 37,59 dólares para el Brent y 36,02 dólares para la cesta de siete crudos de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), informó este viernes el Ministerio de Energía en Venezuela.

”Los precios quizá bajen un poco con los nuevos volúmenes que entrega la Organización”, dijo en una breve declaración a IPS el presidente del grupo estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y ex secretario general de la OPEP, Alí Rodríguez. ”Pero no mucho, pues la expectativa es que superen los 30 dólares el resto de año”.

”No queremos y nunca hemos sido partidarios de precios exagerados. Primero por el impacto muy fuerte sobre la factura petrolera de los países pobres, pero también porque pueden impactar negativamente en la economía mundial”, agregó.

La OPEP sostuvo su decisión de agregar en agosto 500.000 barriles diarios a su producción actual, estimada por firmas consultoras privadas en 29,8 millones de barriles por jornada, que equivale a 36 por ciento de la demanda mundial de 82 millones de unidades.

El cartel petrolero ya había agregado dos millones de barriles por día a su oferta desde comienzos de julio, y su portavoz en Viena, Abdulrrahman Al-Jereigi, dijo el jueves que se suspendió la conferencia prevista para el próximo día 23, en la que debía analizarse la situación del mercado para dar luz verde al nuevo incremento.

Esas gotas de alivio para la sed del mercado tuvieron una contrapartida cuando la Agencia Internacional de Energía (AIE, de consumidores industrializados) reportó que, si bien hay más oferta con los nuevos volúmenes, se reduce la capacidad de la OPEP de atender interrupciones en los suministros causadas por contingencias.

Según la AIE apenas queda una capacidad ociosa de 620.000 barriles diarios, que estarían inmediatamente disponibles en productores del Golfo en caso de una interrupción severa de los suministros.

El informe de la agencia excluyó a Iraq, Nigeria, Indonesia y Venezuela, al considerar que su capacidad cerrada no puede abrirse de inmediato en caso de emergencia, por razones políticas o técnicas.

Firmas especializadas como A.G. Edwards and Sons consideran que la capacidad de producción cerrada de la OPEP alcanzaría a un millón de barriles diarios, por contraste con los cinco millones de unidades que hubo como promedio la última década.

En los países productores se manejan otras cifras. En el caso de Venezuela, el vicepresidente de Pdvsa, Félix Rodríguez, dijo este viernes que la extracción al cierre de junio fue de 3,13 millones de barriles diarios (la AIE le atribuyó 2,5 millones) y la capacidad de producción total excede los 3,7 millones de unidades.

La OPEP está formada por Arabia Saudita, que es el mayor productor mundial con casi 9,5 millones de barriles por día, Argelia, Emiratos Arabes Unidos, Indonesia, Irán, Iraq, Kuwait, Libia, Nigeria, Qtar y Venezuela.

Diez socios se reparten por cuotas una producción que oficialmente llegará en agosto a 26 millones de barriles por día, aunque hay una sobreproducción de unos dos millones de unidades. La excluida Iraq, invadida por Estados Unidos, extrae otros dos millones de barriles por día..

Los exportadores ajenos a OPEP trabajan casi a plena capacidad. ”Rusia, el segundo productor mundial de crudo, prácticamente tiene sus pozos a reventar”, comentó a IPS el experto venezolano Francisco Mieres.

Los precios se movieron por la intensa actividad de los mercados a futuro en Nueva York y Londres, donde los operadores cruzaron los informes sobre menor capacidad ociosa de la AIE con los del Departamento de Energía de Estados Unidos, que dieron cuenta de una leve merma de los inventarios comerciales de crudo.

Esas reservas bajaron 2,1 millones de barriles en la semana que concluyó el 9 de julio y se ubicaron en 302,9 millones de barriles. Aunque distan del umbral estadounidense de 270 millones de barriles, su merma incita las compras en los mercados de futuros que se alistan para cuando llegue el invierno boreal.

Alí Rodríguez recordó que los mercados atienden también a la inestabilidad en el Medio Oriente, signada por la violenta resistencia a la ocupación de Iraq por parte de Estados Unidos y sus aliados.

Desde que hace 24 años se transan volúmenes de petróleo a futuro en la bolsa de Nueva York, los precios del WTI han estado por encima de los 40 dólares el barril en 32 oportunidades. Cinco en 1990, después que Iraq invadiera Kuwait, y 27 en jornadas de este año, principalmente a partir de mayo.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos