COMERCIO: Desequilibrio geopolítico es la principal amenaza

El problema más grave que afronta el planeta son ”los grandes desequilibrios entre Estados Unidos y el resto del mundo”, señaló el secretario general de la Unctad, Rubens Ricupero, en vísperas del inicio este domingo en Sao Paulo de la undécima asamblea cuatrienal de esa instancia.

Ricupero dijo no tener la menor preocupación sobre el resultado futuro de la Unctad (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo), que es, aclaró, el foro político para decidir el futuro del comercio mundial a través de un debate más libre, pero no el ámbito para negociar los acuerdos propiamente dichos.

En un encuentro con un reducido grupo de periodistas realizado en Ginebra, antes de la reunión de Sao Paulo, este experto brasileño hizo una radiografía de los escollos y oportunidades que representa el actual congelamiento de las negociaciones comerciales globales y regionales.

En esa oportunidad, presentó a China e India como los países más innovadores en materia económica, y al llamado Grupo de los 20 (G-20), de países en desarrollo opuestos a la política agrícola del Norte, como una de las fuerzas motrices del debate comercial.

—¿Qué significación real tiene esta Conferencia en relación a las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC)?

—La reunión de Sao Paulo se realiza poco más de un mes antes del plazo de fines de julio (para la adopción de un acuerdo marco sobre la negociación agrícola en la OMC). Eso ya en sí mismo tendrá un efecto, porque la reunión atrae muchos ministros de Comercio. Esta es la única ocasión en que yo veo que están presentes todos los países de (la Organización de) las Naciones Unidas, incluso los que no son miembros de la OMC, masivamente. No hay otra antes de fines de julio.

—¿Existe alguna negociación eficaz en la actualidad?

—No caminan las multilaterales ni tampoco las regionales o bilaterales. En este momento, el ALCA (Area de Libre Comercio de las Américas), por ejemplo, sufre del mismo problema de indefinición que afecta a otras multilaterales. Lo que es un hecho curioso, porque toda la gente hasta una fecha reciente presentaba al marco regional como una alternativa, como algo que reemplazaba el marco multilateral con más dinámica.

—¿Es un resultado de la recesión económica de los últimos años?

—Es curioso que este es un momento en que la economía real y el comercio real viven una gran recuperación, después del descenso que empezó en 2001. Lo que a mi juicio muestra es que los problemas en general con las negociaciones son más políticos que económicos.

—¿Qué elemento viene como novedad a esta Conferencia?

—El crecimiento muy fuerte del comercio entre los países en desarrollo, en especial gracias al crecimiento de China, y también de la India. Las compras Chinas han aumentado en 37 por ciento las exportaciones japonesas, y han estimulado el comercio intrasiático, que hoy ya protege esta región un poco de las oscilaciones del resto del mundo. La expansión china ha repercutido también en Estados Unidos, que vende mucho a ese país, y aún Europa. El efecto alcanza a Argentina, Brasil y Sudáfrica. Es lo que el presidente de Brasil llama ”la nueva geografía del comercio”, que es uno de los lemas de nuestra conferencia.

—Entonces el gran actor es China

—Es la economía que más crece desde hace 23 años. Ahora… China no siguió ninguna de las recetas en boga. No quiero decir que el ejemplo chino sirva para otros, pero en su caso, el ritmo gradual de liberalización ayudó mucho. En el caso de India es lo mismo. India y China nunca se integraron a la liberalización financiera.

—China es parte del G-20 ¿Cuál es para usted el peso real de este grupo?

—Muchas veces en los análisis no se advierte esa realidad que está detrás de la creación de grupos como el G-20 o como el grupo Sudáfrica-India-Brasil. Porque esos grupos serían una expresión de voluntarismo si no existiera en la realidad algo que les diera sustentación. Es que la realidad se ha anticipado a las iniciativas diplomáticas.

—Las alianzas de los países del Sur siempre han fracasado…

—La oportunidad estará ahí. La oportunidad para esta afirmación del Sur. Pero una afirmación no en términos ideológicos, como lo era en el pasado, con manifiestos, sino con cosas concretas de ese tipo, como aumento de comercio, ver si se reanudan las negociaciones, los problemas de la agricultura mundial. Es por ahí que yo quisiera presentar.

—¿La Unctad será el escenario futuro de las negociaciones de comercio mundial?

—No, nosotros montamos la conferencia como una especie de teatro. Ahora corresponde a los países decidir qué tipo de pieza van a presentar. No nos corresponde a nosotros. Se trata de una discusión política, la presencia de los ministros y los entendimientos que alcancen, no las resoluciones formales, porque, en el campo de las resoluciones formales, nosotros sabemos que cualquier resultado tiene que ser el fruto de negociaciones en la OMC, en el ALCA o donde sea. No en la Unctad, pues ésta es un foro político que permite un debate más libre que puede crear las condiciones para un acuerdo, pero no es para negociar el acuerdo.

EMERGENTES JUEGAN SU PAPEL

—¿Cuáles son los peligros inminentes para las economías emergentes?

—Los problemas que veo potenciales son cinco, algunos ya presentes y otros son tendencias: La situación geopolítica. No es directamente de mi competencia, pero creo que la falta de una salida clara para el conflicto en Iraq (invadida por Estados Unidos) y entre Israel y los palestinos, y la perspectiva de un aumento de la violencia tendrá consecuencias. El (precio del) barril de petróleo, que llegó a 40 dólares y hay una tendencia estructural para que los valores sigan elevados. El alza de las tasas de interés. No espero que ese aumento de las tasas (de Estados Unidos) vaya a ser tan radical y tan negativo como al comienzo de los años 80, pero no hay duda que es un factor negativo para países endeudados. El precio de las materias primas, algunos positivos, como el cobre, que ha mejorado mucho, el mineral de hierro, la soja. Creo que la recuperación de esas commodities es favorable a países de América Latina y a Africa, pero es menos favorable para las naciones industrializadas. La decisión china de buscar un ritmo de crecimiento menos rápido.

Ahora, eso tiene que ser contrastado con el crecimiento del comercio. Entonces, una parte del factor negativo de esos acontecimientos es anulada por ese crecimiento del intercambio. Así que yo creo de una manera general que no hay un problema serio. El problema más grave es geopolítico. En los grandes desequilibrios entre Estados Unidos y el resto del mundo. Y ahí es más difícil hacer una previsión.

—Tras 40 años de vida de la Unctad, hay un cambio en los problemas del mundo en desarrollo, que exigen enfoques novedosos.

—Han cambiado porque, cuando se fundó la Unctad, la presencia de los países en desarrollo en la exportación de manufacturas era muy poco expresiva. Por ese motivo el debate de las primeras reuniones era dominado por los productos básicos. El cambio es que muchos, si no todos, las naciones en desarrollo han aumentado su participación en la exportación de manufacturados. En ese sentido, han logrado cambiar mucho su posición en el comercio exterior, pero siguen con otros tipos de problemas que, quizás, no estaban presentes anteriormente. Uno de ellos es que el aumento de la exportación de productos manufacturados muchas veces ocurrió a raíz de la globalización, por medio de las grandes multinacionales. Eso no existía en 1964.

—¿Es un fenómeno positivo?

—Muchos países que exportan manufacturas, como China y México, han sido beneficiados, pero no les ha garantizado una mejora en el nivel del valor agregado. Ahí entra la cuestión de las políticas nacionales. Los países que han salido mejor, como China, no aceptaron pasivamente la globalización. Han aprovechado sus ventajas, que era tener las multinacionales, pero con contratos de joint ventures (negocios compartidos) por tiempo limitado, con transferencia de tecnología. Hoy los chinos están compitiendo con las compañías que fueron primero a China, mientras que por ejemplo México, que quedó muy vinculado al sistema de las maquiladoras (zonas francas industriales), no ha ganado este mismo tipo de beneficio.

—¿Qué pasó en ese caso?

—Lo que ha pasado es que México perdió competitividad frente a China y es este último país que está sacando sectores del mercado americano (estadounidense) que antes eran suministrados por la industria mexicana. ¿Por qué eso? porque China ha ganado más en valor agregado. La Unctad ha sido la única organización que ha mostrado desde el Informe sobre Comercio y Desarrollo de 2002 que aumentar las exportaciones manufactureras, aun de productos de contenido tecnológico, no significa mucho si ese aumento es basado solamente en una línea de ensamblaje, sin valor agregado.

—¿Cuál es la fórmula?

—La forma de negociación de China es la modalidad de joint ventures. En realidad son por 12 años. Y ellos muchas veces no renuevan. Creo que en el caso de China ha funcionado porque han aprovechado los 12 años para aprender y ser mejores que sus maestros. Si tienes los 12 años y no haces como los chinos, no te va a servir de nada. India se está convirtiendo en un gran exportador de servicios. No es como se dice, que es porque los costos son bajos, sin porque la mano de obra india es altamente calificada. Los indios no hacen solamente los call centers (centrales de consultas telefónicas) sino que también hacen investigación. En las universidades de India se gradúan dos millones de personas por año, con alta competencia en matemática. Eso (en cantidad) es mucho más que todos los países industriales.

—Las organizaciones no gubernamentales (ONG) dicen que algunos países industrializados tratan de recortar el mandato de la Unctad, de hacer fracasar esta reunión.

—No tengo ninguna preocupación sobre el éxito de esta conferencia. Tengo más preocupaciones sobre el mundo, no sobre la Unctad. Sobre el mundo, no soy optimista. (

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos