COMERCIO: El Sur se pone otra vez en movimiento

Un grupo de 44 países en desarrollo, influenciados por los nuevos rumbos de la economía y el comercio internacional, decidieron este viernes resucitar un acuerdo de promoción del intercambio entre naciones del Sur y lanzar un proceso de negociaciones comerciales.

Este paso dará un impulso adicional al dinamismo que ya existe en el comercio Sur-Sur, explicó Luiz Felipe de Seixas Correa, representante de Brasil ante los organismos internacionales con sede en Ginebra.

Uno de los rasgos más marcados del actual momento económico mundial es el sólido crecimiento del comercio entre países en desarrollo, confirmó a IPS la semana pasada el secretario general de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), Rubens Ricupero.

El mecanismo reactivado es el Sistema Global de Preferencias Comerciales entre países en desarrollo (SGPC), destinado a promover beneficios comerciales mutuos y a extender la cooperación económica entre países del Sur, que fuera establecido en la década del 80 por el Grupo de los 77 (G-77).

Los países miembros del SGPC confían en mejorar un instrumento que en teoría es muy importante, pero históricamente nunca en la práctica fue todo lo eficaz que se esperaba, detalló el representante argentino Alfredo Chiaradía, presidente del comité de participantes, el cuerpo que administra el acuerdo.

El G-77, que hoy con sus 135 países en desarrollo miembros es la coalición más amplia que actúa en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), toma su nombre del número de integrantes que tuvo en el momento de su creación, en 1964, que coincidió con la fundación de la Unctad en Ginebra.

El cuadragésimo aniversario del establecimiento del G-77 será celebrado en la ciudad brasileña de Sao Paulo, cuando se realice del 13 al 18 de junio la undécima sesión de la Unctad.

En la misma ocasión, se efectuará también en Sao Paulo una reunión de ministros de los países miembros del SGPC, que convocarán a la tercera ronda de negociaciones del acuerdo. Ese proceso comenzará en noviembre venidero y se prolongará durante dos años.

Los actuales miembros del acuerdo invitarán a incorporarse a los demás integrantes del G-77. "Estamos cursando la invitación también a China para que con el resto de los que no están, se unan", dijo Chiaradía.

El crecimiento económico de China ha sido uno de los factores que ha impulsado la expansión del comercio entre países en desarrollo, mencionó Ricupero.

El nuevo comercio Sur-Sur revive muchas veces sin ningún tipo de acuerdo, sin negociaciones, observó el secretario de la Unctad.

El peso de China es fundamental, pero también se hace sentir la influencia de India y de los demás países asiáticos, que tienen gran efecto en el aumento de los intercambios, insistió.

La vitalidad de China se refleja en países en desarrollo de otras regiones. Los datos de la Unctad refieren que el mercado chino representó para Argentina el año pasado casi 10 por ciento de sus exportaciones. En el caso de Brasil fue de siete por ciento y consecuencias parecidas también llegaron hasta Sudáfrica, dijo Ricupero.

El primer acuerdo del SGPC, firmado en 1988 en Tailandia, entró en vigencia al año siguiente luego de obtener las ratificaciones de 40 países. Las preferencias abarcan a 1.826 renglones con márgenes que oscilan entre 2,5 y 100 por ciento.

En cambio, la segunda ronda de negociaciones no tuvo los efectos esperados y el sistema perdió vigor en forma simultánea con el avance del proceso de globalización, que favorecía una integración del comercio vertical, entre países del Norte y del Sur.

Chiaradía atribuye el decaimiento a "una serie de fallas, a defectos de funcionamiento". Los países miembros no tuvieron confianza en que el intercambio de concesiones se iba finalmente a aplicar y se difundió así una suerte de escepticismo en el sistema, interpretó.

En consecuencia, las ofertas de concesiones, la base de los acuerdos comerciales, fueron escasas y de reducido valor comercial. Por esa razón, los entendimientos no obtuvieron ratificaciones de los parlamentos, dedujo.

En el nuevo proceso que se abrirá en noviembre habrá reglas diferentes. Los que tratan de obtener concesiones y preferencias van a tener que pagar ofreciendo, a su vez, otras preferencias, dijo el presidente del comité.

Seixas Correa se mostró satisfecho porque la resolución abre la posibilidad de efectuar un relanzamiento de las rondas de negociaciones comerciales entre países en desarrollo, en el ámbito de la Unctad, que tiene sede en esta ciudad suiza.

Ricupero estimó que la reunión de la Unctad en Sao Paulo propicia la oportunidad para una afirmación del Sur. Pero no será una afirmación en términos ideológicos, como era en el pasado, por medio de manifiestos, aclaró. Ahora se consolidará a través de cosas concretas, como el aumento del comercio y la reanudación de las negociaciones Sur-Sur, comparó.

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos