LITUANIA: Grupo judío acusa a 97 criminales de guerra nazis

El Centro Simón Wiesenthal aún captura y lleva ante la justicia a criminales de guerra nazis, 56 años después del fin de la segunda guerra mundial, y su atención se concentra ahora en Lituania.

Efraim Zuroff, director de la oficina del Centro en Jerusalén, presentó al fiscal jefe de investigaciones especiales, Rimvydas Valentukevicius, una lista de 97 lituanos sospechosos de haber colaborado con los nazis en la segunda guerra mundial (1939-1945).

“La lista que entregué al fiscal especial es el único documento sobre los sospechosos que traje conmigo esta vez. Sin embargo, nuestro centro continúa sus investigaciones y constantemente descubre nuevos sospechosos”, declaró Zuroff.

El director del Centro exhortó a las autoridades lituanas a ayudar a investigar los casos de los individuos que huyeron de este país después de la guerra, informó el Servicio de Noticias del Báltico.

Aunque admitió que algunos de los sospechosos podrían haber muerto ya, Zuroff señaló que otros eran relativamente jóvenes y podían ser llevados ante la justicia.

Los 97 individuos de la lista servían en unidades policiales lituanas durante la guerra, según un comunicado de prensa del Centro Simón Wiesenthal, que se encarga de preservar la memoria del holocausto judío y perseguir a sus perpetradores.

Esas unidades participaron en la persecución y el asesinato de judíos de Lituania y del vecino Belarús.

“Esperamos que las autoridades lituanas tomen las medidas necesarias para que pueda hacerse justicia y al menos algunos de esos criminales paguen por sus crímenes”, declaró Zuroff tras su encuentro con Valentukevicius.

El primer ministro lituano, Algirdas Brazauscas, destacó la necesidad de examinar la historia nacional del holocausto en el primer congreso mundial de lituanos judíos, celebrado en Vilnius el 28 de agosto.

“Siempre he creído y todavía creo que lograremos restaurar la verdad y la tolerancia que Lituania alguna vez conoció, y hago el máximo esfuerzo para lograrlo”, declaró.

El mandatario aplaudió las enmiendas realizadas el año pasado al Código Civil, que permiten juzgar en ausencia a los acusados de genocidio y crímenes contra la humanidad.

“Espero que los organismos lituanos encargados de la aplicación de las leyes hagan todo lo posible para juzgar a los autores del genocidio. Ninguna razón oficial debe utilizarse como excusa”, dijo Brazauskas al congreso, de siete días de duración.

Judíos de 12 países participaron del encuentro, que terminó el 30 de agosto.

Un tribunal lituano halló culpable de genocidio en febrero a Kazys Gimzauskas, quien durante la segunda guerra fuera subjefe de la unidad de Vilnius de la policía de seguridad, patrocinada por los nazis.

Sin embargo, el tribunal no le impuso ninguna pena debido a su avanzada edad.

Otro sospechoso, Aleksandras Lileikis, murió en septiembre de 2000 antes de que la justicia lituana pronunciase un veredicto sobre su caso. Varios casos más están pendientes en la Oficina del Fiscal General.

Casi 90 por ciento de los 220.000 judíos que vivían en Lituania antes de la segunda guerra mundial fueron exterminados durante el conflicto.

Zuroff también exhortó a las autoridades de Estonia a ayudar a llevar ante la justicia a criminales de guerra nazis y sus colaboradores.

El Centro Simón Wiesenthal informó sobre un supuesto colaborador nazi, el millonario Hary Mannil, al primer ministro estonio, Mart Laar.

No obstante, el Centro todavía no presentó pruebas que permitan procesar a Mannil. (FIN/IPS/tra-en/gb/mn/mlm/hd/01

Archivado en:

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe