NICARAGUA: Concluye huelga de transportistas

El gobierno del Nicaragua y organizaciones de transportistas lograron un acuerdo que puso fin a una huelga de cinco días, en los cuales el Ejército fue convocado a cooperar con la Policía para reprimir las protestas.

El país comenzó a recobrar la normalidad, después de más de un mes de agitación y violencia callejera que dejó un saldo de dos muertos y 48 heridos, así como pérdidas económicas superiores a los 34 millones de dólares, según cálculos extraoficiales.

La violencia y las crecientes protestas populares tuvieron al país al borde del estado de sitio cuando parecía que el gobierno perdía el control de la situación, al punto que el miércoles pasado ordenó al Ejército que ayudara a la Policía.

"Hemos logrado 80 por ciento de las demandas planteadas", dijo el asesor legal de los transportistas, Bonifacio Miranda, quien proclamó los acuerdos firmados el martes como "un triunfo de todos los nicaragüenses".

Para poner fin al paro, el presidente Arnoldo Alemán debió retratactarse de la anunciada liberalización del sector transportista, que habría permitido el ingreso al mercado de poderosas empresas en competencia con las cooperativas, las cuales poseen 95 por ciento del transporte de carga y pasajeros.

Uno de los doce puntos del acuerdo es que no se liberalizará el transporte y no se concederán más permisos de operación.

No obstante, la reducción de nueve por ciento en el precio del diesel, el combustible que utilizan la mayoría de los vehículos, quedó muy lejos del 40 por ciento que demandaban los transportistas.

Alemán firmó los acuerdos en calidad de testigo y se declaró satisfecho de la solución negociada con los huelguistas, aunque lamentó "el uso de la violencia para plantear sus demandas".

Las protestas estudiantiles y la huelga de transportistas de las últimas cinco semanas demostraron "la capacidad de interlocución propia de los sectores sociales, sin la tutela tradicional" del Frente Sandinista de Liberación Nacional, el principal de oposición, dijo el sociólogo Orlando Núñez Soto.

Al mismo tiempo, el conflicto "hizo trizas el pacto vergonzante entre los dos grandes caudillos, Arnoldo Alemán como presidente y Daniel Ortega como líder de la oposición sandinista, pues ninguno de los dos es capaz de garantizar el control social", agregó Núñez Soto.

Núñez sostuvo que el "éxito relativo" de los transportistas y de los estudiantes, que lograron un incremento del presupuesto para las universidades estatales, "será un aliciente para que otros sectores igualmente afectados por las políticas económicas del gobierno se rebelen y luchen por sus reivindicaciones".

En ese sentido, la misma noche del martes, Gustavo Porras, líder de la recién fundada Coordinadora Popular, que aglutina a 25 organizaciones sindicales y sociales, anunció que a partir de la próxima semana "la lucha será para obligar al gobierno a bajar las tarifas de la energía eléctrica y el agua potable".

El presidente del Banco Central, Noel Ramírez, pidió "paciencia y sacrificio", porque las políticas del gobierno "son para que en un plazo no mayor de tres años el pueblo nicaragüense pueda iniciar el camino del desarrollo y el progreso".

Según Ramírez, las medidas estructurales aplicadas en Nicaragua en los últimos ocho años "sentaron las bases para que la economía nicaragüense ajuste sus parámetros al mercado internacional", aunque admitió que también causaron un deterioro del nivel de vida de la población y un incremento del desempleo.

El economista Adolfo Acevedo, director de un centro de estudios independiente, culpó de gran parte de la crisis social que vive el país al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial.

"Los funcionarios de los organismos internacionales dirigen la economía nacional desde sus escritorios en Washington, sin sentido de la realidad del país y con un absoluto desprecio por los nicaragüenses, 78 por ciento de los cuales vive en la extrema pobreza", dijo Acevedo.

"Tarde o temprano, esta situación va explotar, y lo que estas semanas hemos vivido es apenas el comienzo, a menos que los organismos y el gobierno se rectifiquen radicalmente", advirtió. (FIN/IPS/wg/mj/ip lb/99

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe