AMERICA CENTRAL: Chirac ofrece la ayuda de Francia

El presidente de Francia, Jacques Chirac, justificó la condonación de la deuda de América Central con su país en base a la necesidad de garantizar la continuidad del proceso de paz en la región tras el paso del huracán Mitch.

La condonación de la deuda y la realización de una conferencia internacional dedicada a la reconstrucción de América Central tras la destrucción provocada por el huracán Mitch fueron algunos de los anuncios efectuados por Chirac durante su visita a Guatemala, que concluyó este lunes.

Chirac anunció el domingo la decisión de su gobierno de condonar la deuda de Guatemala con su país, unos 55 millones de dólares, al igual que la del resto de los países centroamericanos afectados por Mitch.

Honduras, con 90 millones de dólare, y Nicaragua, con 145 millones, también tienen deudas con Francia.

"Quizá éste no sea el lugar adecuado para hablar de condonación, pues Guatemala nunca lo pidió", dijo el mandatario en conferencia de prensa, recalcando que lo que este país necesita es "ayuda para el desarrollo".

"El proceso de paz requiere cierto dinamismo y tiene una necesidad imperiosa de dar respuesta. Este es un país que quiere reivindicar su modernidad y encontrar su lugar en el desarrollo", dijo Chirac.

El gobierno y la insurgencia de Guatemala pusieron fin a la guerra interna, que duró tres decenios, en diciembre de 1996. También el resto de la región sufría, cuando llegó el huracán, los efectos de guerras civiles pasadas en sus economías.

El mandatario francés hizo un llamado a la comunidad internacional. "No podemos dejar en la desgracia y la pobreza a quienes perdieron sus bienes y la esperanza. La comunidad debe movilizarse para reconstruir y reedificar la economía", recalcó.

Chirac tambén propuso convocar a una conferencia internacional para la reconstrucción de América Central, presidida por el Banco Mundial, con la participación de los países afectados, los donantes y organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo.

La intención de la conferencia, prevista para diciembre, es condonar las deudas de países como Honduras y Nicaragua, los más afectados por el huracán Mitch, o renegociar 80 por ciento de la que mantienen con el Club de París.

Según Chirac, la conferencia cuenta con el respaldo del presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, y del primer ministro de Gran Bretaña, Tony Blair, como respuesta a las demandas de mandatarios centroamericanos.

La deuda externa global de Nicaragua asciende a 6.500 millones de dólares, la de Honduras, a 4.500 millones, y la de Guatemala, a 2.200 millones de dólares.

La conferencia de prensa se realizó el domingo, momentos después de concluir la gira que el presidente de Francia y el de Guatemala, Alvaro Arzu, hicieron por Punta de Manabique y Livingston, en el Caribe, para apreciar los daños que el huracán causó en el país.

Chirac dedicó buena parte de su discurso a reconocer la labor de Arzú, quien, dijo, "tuvo la fuerza para imponer la paz", y a expresar su pesar por las condiciones en que se encuentran miles de guatemaltecos afectados.

El huracán Mitch produjo en Guatemala alrededor de 300 muertos y cuantiosos daños a la infraestructura de puentes y carreteras, así como a la agricultura.

El mandatario francés invitó a su par guatemalteco a realizar una visita de Estado el próximo año, y ofreció sus buenos oficios para que pueda entrevistarse con altos funcionarios de la Comisión Europea en Bruselas.

Arzú, por su parte, agradeció la condonación de la deuda regional y la solidaridad de Chirac e insistió en la apertura comercial para los productos guatemaltecos.

El viaje de Chirac a Guatemala estaba planificado hacía un año. Se preveía que el mandatario francés visitaría algunos centros arqueológicos, intercambiaría impresiones con Arzú sobre el proceso de paz y trataría con los presidentes de América Central asuntos comerciales y de cooperación bilateral.

Sin embargo, la tragedia causada por el huracán, que provocó 11.000 muertes y la desaparición de 20.000 personas, obligó a un cambio de planes. Chirac debió suspender la reunión con los presidentes centroamericanos y, en cambio, visitará en persona los países más afectados.

Chirac aprovechó su visita para devolver al Museo de Etnología y Arqueología de Guatemala las 334 piezas arqueológicas que durante 40 años permanecieron expuestas en el Museo del Hombre en Francia.

Por su parte, la fundación presidida por Rigoberta Menchú, dirigente indígena guatemalteca premio Nobel, le preparó a Chirac un encuentro con dirigentes indígenas.

El presidente francés se dirigió a Menchú en tono fraternal, reconociendo la lucha pacífica que encabezó "con valor y pagando un alto precio", y la invitó a las ceremonias conmemorativas del 50 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que se realizarán en Francia en diciembre.

"Un hombre sin pasado es un hombre desdichado. Cada lengua es portadora de una cultura y para la cultura humana no hay nada más importante que conservar y dar vida al conjunto de sus raíces" dijo Chirac.

Menchú, por su parte, agradeció a Chirac su presencia, la cual dijo "es de gran significado para la lucha indígena" .

Chirac concluyó este lunes su visita iniciada el sábado a Guatemala, primera etapa de una gira por una devastada América Central. (FIN/IPS/cz/mj/dv/98

Archivado en:

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos