DERECHOS HUMANOS: Iqbal Masih, símbolo de los niños esclavos

La vida de Iqbal Masih, un niño paquistaní asesinado por sus explotadores en 1995, será recreada en un filme para la televisión por la realizadora italiana Cinzia Torrini.

Torrini contará la breve vida de Masih, asesinado a los 12 años por la mafia paquistaní, que utiliza el trabajo infantil en la confección de alfombras. Pero no se trata de un drama exclusivo de Pakistán, ni sólo de Asia.

Los acuerdos internacionales prevén que la edad mínima para trabajar es de 15 años, sin embargo en los países del Sur el trabajo infantil se encuentra muy difundido.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 250 millones de niños y niñas entre cinco y 14 años son explotados en todo el mundo. En Asia calcula que hay 153 millones, en Africa 80 millones y en América Latina 17,5 millones.

Masih, quien trabajaba encadenado durante 12 horas al día, tenía 10 años en 1992, cuando participó en una manifestación de denuncia contra el trabajo infantil. En forma espontánea se presentó y contó su historia, que a través de la prensa dio la vuelta al mundo, provocando gran conmoción.

El sindicalista Eshan Ullah, quien debió huir a Suecia, donde vive actualmente, lo ayudó a abandonar la fábrica de alfombras donde era torturado y lo llevó por el mundo para que contara su historia y la de los otros niños pakistaníes que se encuentran en una situación similar.

"Iqbal es un pequeño héroe moderno, un personaje que en cierto momento, hace explotar la enorme carga que lleva dentro de sí", comentó Torrini al diario italiano Corriere della Sera. El niño paquistaní habló primero en Asia, y luego en Suecia y Estados Unidos.

La cadena de televisión estadounidense ABC le dedicó un programa especial y en noviembre de 1994, en el Auditorio de Boston, después de haber hablado ante miles de personas, recibió un premio de 15.000 dólares.

"Con este dinero construiré una escuela para que vuelvan a estudiar los niños esclavos de mi país", anunció Masih. Sin embargo, su sueño de libertad no duró mucho tiempo.

Masih tenía sólo 12 años el 16 de abril de 1995, cuando le dispararon en su ciudad natal, Muridke, mientras corría en bicicleta con sus primos Liaqat y Faryad. Se trató de crimen cometido por "la mafia de las alfombras", comentó el sindicalista Ullah Khan.

Torrini regresó de la capital de Sri Lanka, donde concluyó las cinco semanas de filmación de la película de cien minutos, que será transmitida en septiembre por la Radio y Televisión Italiana (RAI), que la produjo.

"Debí trabajar intensamente durante dos años para poder materializar para la televisión la idea de un filme sobre la breve vida de Iqbal", expresó por su parte el productor, Mario Rossini.

"Sólo después de numerosos y difíciles intentos logré convencer a la RAI que asumiera la producción de esta película", agregó.

Torrini recurrió a unos pocos actores profesionales, ya que quiso que participaran niños que por primera vez actuaban en una película, incluidos los dos que interpretan a Masih.

A "Mohamed Rizlan, quien interpreta a Iqbal a los cuatro años, lo vi por la calle, mientras caminaba cerca de la playa de Colombo", contó la directora.

"Con Rossini fuimos a su casa y descubrimos que sus padres y sus hermanos eran sordomundos. Después de la escuela, este niño, que en realidad tiene unos 10 años, debía hacer todo en su casa", agregó la realizadora, quien aseguró que en la película actúa como un verdadero actor profesional.

Masih tenía sólo cuatro años en 1983, cuando su padre lo vendió a un fabricante de alfombras por 12 dólares, recuerda la revista del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) "El mundo de mañana", en el reportaje "Esclavos de los juegos de otros", sobre los niños del sudeste asiático.

En ese momento comenzó para él la esclavitud, una situación que comparten casi siete millones de niños paquistaníes, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

"En ciertos países de Asia, los niños tienen el deber de llevar dinero a casa, de pagar las deudas de sus padres", dijo Torrini, quien subrayó que el "gran desafío de esta película, filmada en ambientes verdaderos, es contar una historia de denuncia con un corte real, pero también con poesía".

La historia de Masih fue recordada en su último discurso de fin de año por el Presidente de la República de Italia, Oscar Luigi Scalfaro, quien propuso que el 16 de abril se celebrara la jornada de denuncia contra la explotación del trabajo infantil en todo el mundo.

El gobierno de Pakistán niega que Masih haya sido asesinado, sostiene que su muerte fue accidental y asegura no era un niño, sino un joven de 20 años, expresó Rossini.

Pero las mentiras sobre él no lograron detener la creciente movilización internacional. En la última semana de mayo recorre Italia la Marcha Global contra el trabajo infantil, que partió de Manila el 17 de enero, recorrió Asia, América Latina, Africa y Estados Unidos, y concluirá en Ginebra el día 28 (FIN/IPS/jp/ag/hd/98

Archivado en:

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos