COLOMBIA: Trabajadores petroleros inician huelga

Unos 5.000 trabajadores petroleros de Colombia iniciaron hoy una jornada de protesta por la detención de 12 sindicalistas investigados judicialmente por su presunta vinculación a atentados contra la infraestructura de la estatal de petróleo Ecopetrol.

La jornada, votada en asamblea general este lunes, se inició en las estaciones de Ecopetrol con la realización de paros graduales durante los que los trabajadores asistieron a "asambleas informativas", pero amenaza con extenderse a un cese indefinido si los dirigentes sindicales no son liberados.

Ecopetrol anunció que adoptará un plan de emergencia para evitar que se afecten las actividades de producción y refinación de crudos y el suministro, pero de agotarse la reserva de 4,5 millones de barriles de gasolina habría que recurrir a importaciones de Ecuador o Venezuela.

Luis Florez, presidente de Ecopetrol, afirmó que de hacerse efectiva la orden de paro general, aprobado por la Unión Sindical Obrera (USO), solicitaría la declaratoria de ilegalidad por tratarse de un servicio público esencial.

Florez pidió celeridad en la investigación que sigue la Fiscalía a los sindicalistas y reiteró que la empresa confía en que haya "un debido proceso".

El ministro de Minas, Rodrigo Villamizar, afirmó que de realizarse la huelga el gobierno tiene "planes de contingencia muy detallados y se está trabajando muy coordinadamente con el fin de que no suspender el suministro de hidrocarburos".

Con el plan de contingencia los trabajadores de nivel directivo doblarán sus turnos en los puestos de producción y Ecopetrol surtiría a las distirbuidoras con combustible importado. Los sobrecostos por la operación los asumiría el gobierno sin trasladarlos al consumidor.

La Fiscalía general, que expidió la orden de captura contra los sindicalistas, afirmó que su investigación está relacionada con la presunta vinculación de los sindicalistas a atentados contra redes de oleoductos que transportan el hidrocarburo desde los campos hasta las refinerías y puertos de exportación.

En las investigaciones sobre los ataques aparecen implicados los directivos y también otras 40 personas, entre los que figuran miembros de compañias de ingenieros que realizan reparaciones a las redes dinamitadas y presuntos miembros de organizaciones guerrilleras.

Los atentados contra las redes de oleoductos son atribuidos por las autoridades al insurgente Ejército de Liberación Nacional, que ha declarado la infraestructura petrolera objetivo militar.

Sin embargo, Hernando Hernandez, presidente de la USO (sindicato único del sector), afirmó que la detención de los sindicalistas obedece a "una estrategia orientada a aniquilar la organización sindical", que se opone a la política gubernamental que busca privatizar a Ecopetrol. (FIN/IPS/yf/dg/ip-lb/96

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe