PALESTINA: Navegantes de Internet superan burocracia israelí

Dificultades burocráticas con Israel catapultaron la instalación de conexiones a Internet para clientes palestinos mediante un novedoso sistema de microondas ideado por un joven empresario.

Tras meses de infructuosos intentos por lograr la cooperación del ministerio israelí de comunicaciones para conectar a sus clientes a Internet, Maan Bseiso, fundador de PalNet, un servidor de la red, encontró la solución al problema.

Con equipos comprados a una empresa en Tel Aviv, Bseiso estableció conexiones de Internet en la ciudad cisjordana de Ramallah utilizando tencología de microondas, a través de una forma innovadora que atraerá a individuos e instituciones palestinas.

"Hay una gran demanda por Internet en Palestina, pero también hay un gran problema de infraestructura en este país", dijo Bseiso, ingeniero de sistemas capacitado en Estados Unidos.

Con ayuda de BreezCOM, una empresa israelí especializada en tecnología de microondas, Bseiso logró conectar una pequeña red de discos microoondas y líneas que permite el acceso simultáneo de los usuarios durante las 24 horas.

Bseiso había brindado el servicio de Internet a sus 500 clientes mediante modems y líneas telefónicas comunes, un método costoso, ineficiente y limitante.

Con tecnología de microondas y antenas ubicadas en lugares estratégicos de Ramallah, incluyendo la popular radio "La Voz del Amor y de la Paz", Bseiso afirma que podrá hacer que miles de palestinos naveguen en Internet.

"Pensamos que podríamos utilizar la tecnología de forma novedosa", dijo Bseiso, graduado de la Universidad de California en Santa Cruz, quien retornó a Ramallah tras el acuerdo de paz de Oslo de 1993, después de vivir 11 años en Estados Unidos.

Las señales transmiten en una alta frecuencia llamada Spread Spectrum, usualmente reservada para uso militar debido a que la señal "salta" por encima de una serie de ondas sin interrumpir continuamente cualquier línea, y por lo tanto no puede ser supervisada.

El enfoque innovador significa que también podría evitar operar con Bezeq, la empresa de teléfonos nacional de Israel, un paso que según Bseiso es la clave para lanzar su empresa.

El acuerdo de Oslo puso a Ramallah y otras siete ciudades cisjordanas bajo exclusivo control palestino, incluyendo el control de las telecomunicaciones. "Bezeq rechazó ingresar en las áreas palestinas para instalar las conexiones", dijo el ingeniero.

Pero Bezeq aún es responsable de brindar el servicio telefónico palestino hasta que la recientemente instalada empresa de telecomunicaciones palestina, llamada PalTel, asuma las operaciones.

Bseiso dijo que pasó meses de gestiones entre del gobierno israelí y la Autoridad Palestina intentando obtener las líneas necesarias para establecer las conexiones con Internet.

"Contactamos a los israelíes, quienes dijeron que nos dirigiéramos a la Autoridad Palestina. La Autoridad Palestina nos dijo que habláramos con los israelíes. Hay un comité conjunto creado por el acuerdo de Oslo que supuestamente debe solucionar este tipo de problemas, pero sé por experiencia que no existe en los hechos", denunció el empresario.

Ahora Bseiso tiene clientes golpeando a su puerta, entre ellos el Ministerio de Planificación y Cooperación palestino y la Universidad de Birzeit, a los cuales se había negado el servicio por falta de líneas, y estima que tendrá 3.000 usuarios en el 2000. (FIN/IPS/tra-en/dho/rj/lp/cr-ip/96

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe