AMERICA LATINA: Debaten en La Habana el futuro de la universidad

Los 500 delegados de universidades de América Latina y el Caribe a una reunión que se celebra en esta capital con el auspicio de UNESCO parecen de acuerdo en que los centros superiores de enseñanza de la región deben cambiar.

El director general de la UNESCO (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), Federico Mayor Zaragoza, llegó a La Habana este miércoles para cumplir un amplio programa en la isla, pero, sobre todo, para participar en la clausura de la reunión este viernes.

Esta es la primera de las reuniones regionales que antecederán a la Conferencia Mundial sobre Educación Superior convocada para 1998 por la agencia de Naciones Unidas con la finalidad de promover una nueva "revolución educativa" de cara al siglo XXI.

"Las cosas no pueden seguir como están. Si algo está claro es que se impone una reflexión, y la receptividad que tuvo esta reunión así lo demuestra", dijo a IPS José Rivero, director de la Oficina Regional de Educación de la UNESCO, con sede en Santiago.

La instancia reúne a rectores de las más importantes universidades de la región, responsables de gobiernos, académicos y otros expertos que asumieron todos sus gastos, en un gesto considerado poco común por los delegados.

Calidad y pertinencia, financiamiento y gestión, cooperación internacional y nuevas tecnologías son los asuntos en torno a los cuales discuten los universitarios y cuya sola mención marca las tendencia de los cambios que se pretenden.

Los especialistas sostienen que la educación universitaria se transformó sustancialmente en la segunda mitad de este siglo, signada por la masividad, la diversidad institucional, el auge de la privatización y la disminución de los fondos públicos.

La cantidad de estudiantes, profesores y universidades aumentó, pero al mismo tiempo se deterioró la calidad, recrudeció el éxodo de profesionales, los centros de enseñanza estuvieron omisos ante las necesidades de sus sociedades y cayó la inversión pública en materia educativa.

"El mundo cambió y las universidades siguieron igual, como en el siglo XVI", dijo Rafael Portaencasa, fundador hace más de 20 años de la primera Facultad de Informática de España.

"Hemos sido capaces de introducir inmensos cambios tecnológicos en nuestro mundo, pero no hemos sido capaces de utilizar la tecnología como un instrumento para la educación", dijo el académico español.

La educación a distancia, a través de técnicas avanzadas de comunicación, aparece frente a los expertos como una de las posibilidades para satisfacer la necesidad de información y conocimientos que permitan a la sociedad seguir el ritmo de los avances científicos y tecnológicos.

Pero la idea de una "universidad virtual" parece bastante irreal en un mundo en desarrollo donde, según UNESCO, se dedica apenas siete por ciento del producto interno bruto (PIB) a la educación y a la formación de recursos humanos. Al mismo tiempo, los estados solo aportan 4,5 por ciento del PIB al sector.

Sin embargo, Isidro Fernández, consejero regional del Programa de Información General de la UNESCO, aseguró que un cambio a partir de la tecnología "sería mucho más económico y viable que cualquier intento de modernización del sistema a la usanza tradicional".

"Es un cambio inevitable. Nos cae en la cabeza, pues es la expresión de la globalización en el terreno de la educación", dijo el experto cubano.

Fernández, partidario del uso de las tecnologías de comunicación en todos los niveles de enseñanza, sostuvo que todos los operadores universitarios comprenden este cambio como un imperativo, pero los cuadros tradicionales temen perder sus posiciones, lo cual constituye una situación paradójica. (FIN/IPS/da/mj/ed/96

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe