CUBA: El regreso de los apagones

Tras una pausa veraniega, los cortes electricos parecen recuperar su sistematicidad en Cuba y ponen a prueba la paciencia y el buen humor de los ciudadanos.

"A lo bueno se acostumbra todo el mundo", dijo Natalia Gomez, quien, despues de las vacaciones, cree que no podra acostumbrase nuevamente al refrigerador descongelado cada dos dias y a las noches sin televisor.

Trabajadora de una oficina estatal y madre de dos hijos, a sus 38 anos Natalia asegura que "no hay nada mas angustioso que los apagones".

Con sus altas y sus bajas, en dependencia de la epoca del ano y de la zona geografica en que ocurran, los cortes planificados de electricidad pasaron a formar parte de la cotidianidad de la isla desde inicios de esta decada.

Sin embargo, el hecho de que durante julio, agosto y parte de septiembre no se cumplieran los planes de interrupciones hizo creer a la mayoria de los cubanos en una mejoria real del problema energetico.

Fuentes cercanas al Ministerio de la Industria Basica dijeron a IPS que en julio y agosto el gobierno forzo la capacidad de generacion electrica del pais para aliviar las tensiones durante las tradicionales vacaciones escolares.

El incremento de las transmisiones televisivas y la sensible reduccion de los cortes de electricidad se unieron a medidas dirigidas a flexibilizar el entorno economico, para evitar que los animos volvieran a caldearse como en el verano de 1994, cuando se produjo la "crisis de los balseros".

Fue hace precisamente un ano que miles de cubanos emigraron hacia Estados Unidos lanzandose al mar en improvisadas balsas.

El mes pasado los apagones retornaron, tanto de forma planificada como sorpresiva, y pueden interrumpir desde una funcion teatral hasta la conferencia de prensa de un ministro extranjero de visita en la isla.

A pesar de las tendencias a la recuperacion economica, que alentaron un crecimiento del dos por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer semestre de este ano, fuentes especializadas aseguran que los apagones "ofician como simbolo de la crisis economica que dura ya cinco anos".

Un reciente informe de la Comision de Energia de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) revela que la potencia disponible en las centrales electricas del pais era de 56,2 por ciento a fines de marzo, un nivel "insuficiente para dar respuesta a la maxima demanda".

El documento, sin embargo, reconoce una "discreta mejoria" del suministro de electricidad en comparacion con el ano pasado, que cerro con una disponibilidad de 51,6 por ciento.

Especialistas del Centro de Estudios de la Economia Cubana estiman que los apagones, que llegaron a promediar mas de diez horas diarias, disminuyeron a 5,5 durante el verano de 1994 y a menos de cuatro este an o.

Fuentes oficiales atribuyen los origenes de la crisis energetica a la desaparicion de la Union Sovietica y a la abrupta reduccion en la importacion de combustibles desde Rusia, de 10 millones de toneladas en 1989 a unos seis millones anuales a partir de 1992.

De acuerdo a un estudio del Instituto Nacional de Investigaciones Economicas (INIE), entre los "puntos flacos" de una economia que "no garantiza su reproduccion simple" esta la "perdida creciente de eficiencia en el uso de los recursos disponibles, especialmente en terminos energeticos".

El deterioro en casi 20 por ciento del coeficiente de intensidad energetica en los anos 90 significa "cientos de miles de toneladas de combustibles derivados del petroleo consumidos de mas para producir lo mismo o menos", indica el informe.

Un escenario activo, disenado por economistas locales, establece como condiciones indispensables para reactivar la economia la cancelacion de los actuales niveles de importacion de alimentos y derivados del petroleo, que absorben casi 70 por ciento de los egresos en divisas del pais.

Para economistas reunidos en congreso en febrero ultimo, con el peso muerto de esas importaciones sera imposible el despegue economico. Se necesitara en cambio la reconversion de una industria basada en el gigantismo importado del antiguo bloque socialista y altamente consumidora de petroleo.

Las culpas del descalabro energetico recaen, sobre todo, en las industrias azucarera, electrica y niquelifera, las cuales cargaron con mas de 80 por ciento del deterioro de la intensidad energetica del pais hasta 1994, senalo la Comision de Energia del Parlamento.

Para atajar el derroche, el gobierno ha priorizado inversiones en esas ramas, pero solo las industrias del niquel y electrica comienzan a dar senales positivas en 1995.

A su vez, los avatares energeticos de la industria azucarera contrarrestan sensiblemente los avances logrados en otras ramas de la economia.

"El indice de consumo de portadores energeticos contra azucar producido se ha deteriorado a un ritmo de 10 por ciento anual en los ultimos tres anos", afirma el informe de la comision parlamentaria.

La apertura del sector a fuentes de financiamiento externo es vista, en medios especializados, como una via propicia para que los centrales azucareros exploten con mejor tino su capacidad para generar electricidad.

Estimados especializados aseguran que solo en una zafra el pais podria acopiar 4,5 millones de toneladas de paja de cana que, como fuentes alternativas de energia, equivaldrian a mas de 1,2 millones de toneladas de petroleo. (FIN/IPS/da/dg/if-en/95

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos