MSG006G/01E BRASIL: El agua se termina en la megalopolis

Mas de tres millones de personas se encuentran desde esta semana sujetos al racionamiento de agua en Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, debido a una sequia que se prolongo durante tres meses y que aun hace sentir sus efectos.

La sequia es la causa directa del racionamiento, pero las raices del problema son contemporaneas de la transformacion de Sao Paulo en una megalopolis dificil de controlar.

En los ultimos 10 anos, la expansion urbana se intensifico, haciendo que las regiones sur, este y oeste del area metropolitana tuviesen tasas de crecimiento superiores a las del resto de la ciudad y a las del estado.

Habiendo llegado a los limites del aprovechamiento hidrico en las actuales circunstancias, se estima que esas regiones de la ciudad tendran aun un aumento de 280.000 habitantes hasta el ano 2000, lo que revela con claridad la magnitud del problema.

La Gran Sao Paulo se abastece de agua a traves de seis sistemas de represas, que en conjunto producen 58.000 litros de agua potable por segundo, con un deficit cercano a los 3.500 litros/segundo.

De ellas, las de Guarapiranga y Alto Tiete han llegado a tener solo 30,7 y 27,8 por ciento del volumen de agua que son capaces de almacenar. Esa situacion critica es la que ha obligado a adoptar un sistema de severo racionamiento cuyo fin es imprevisible.

De esas dos unidades, que normalmente producian 12.400 y 4.100 litros por segundo, depende el abastecimiento de 3,5 millones de habitantes de la zona sur y 1,6 millones de personas de la zona oeste de la ciudad.

La solucion encontrada por las autoridades fue suspender el abastecimiento por barrios, en forma rotativa, de manera que cada uno de ellos no disponga de agua durante 36 horas, cada cuatro dias. Los cortes se iran alternando hasta cubrir todos los barrios de esas regiones de Sao Paulo.

Sin embargo, ese tipo de racionamiento, no es equitativo, ya que afecta en gran medida a quienes tienen pequenos tanques para acumular agua, mientras que puede hacerse imperceptible para edificios dotados de grandes reservas.

"El agua de mi tanque se termino ayer de noche, y hasta hoy pude conseguir algo con los vecinos, pero a ellos tambien se les esta terminando", dijo Severino Carvalho, dueno de un bar de la zona sur, quien aseguro que si no se repone el servicio debera cerrar el establecimiento.

A 200 metros de alli, el habitante de un edificio de apartamentos con reservas abundantes empezo a lavar su automovil con una manguera ante las miradas indignadas de sus vecinos. Una manguera abierta durante 15 minutos gasta casi 250 litros de agua.

Los expertos, sin embargo, senalan que el problema no se resuelve con actitudes personales ni con el sacrificio de la poblacion.

"La region metropolitana de Sao Paulo dispone de 100.000 metros cubicos de agua por segundo, lo que seria mas que suficiente para abastecer a toda la poblacion. Pero 43 por ciento de ese volumen es totalmente inaprovechable, dados los niveles de contaminacion", dijo el ingeniero Mauro Moreira da Rocha.

Da Rocha dirige la institucion Hidroplan, creada en 1993 para estudiar las posibilidades de las cuencas hidrograficas que rodean la Gran Sao Paulo.

"El mayor problema, entonces, es la recuperacion de la calidad del agua de los rios de la region. Si eso se consigue, nuestra dependencia de las lluvias sera mucho menor", afirmo.

Esa solucion, senalo el tecnico, requiere una politica de tratamiento del contenido de las redes cloacales, de uso responsable del suelo y de destino racional para la basura urbana.

Pero por otra parte, del total del agua producida por la Compania de Saneamiento del Estado de Sao Paulo (Sabesp), 11.400 litros por segundo se pierden por roturas o fallas de la red de canerias, segun el presidente del organismo, Antonio Apollonio Neto.

Esas perdidas, que representan 20 por ciento del agua potable, podrian reducirse a la mitad, que es la cifra aceptada en los paises desarrollados, y solo ese ahorro significaria un poco mas que toda la produccion de la represa de Alto Tiete, una de las que ahora esta en crisis.

La necesidad de reducir los elevados niveles de perdida es discutida desde hace anos, pero tomo fuerza el ano pasado, cuando se proyecto una nueva represa que inundaria la reserva de los indigenas guaranies, sobre el rio Capivari.

Los indigenas, asesorados por organizaciones ambientalistas, senalaron que la eliminacion de las perdidas haria innecesaria la obra, con lo que ganarian tanto estos, que mantendrian sus aldeas, como el contribuyente, que no tendria que pagar una obra costosa.

Pero desde entonces no se ha hecho nada en ese sentido y ahora es el ciudadano comun el que se encuentra privado del agua. (FIN/IPS/rb/ag/en/94

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos