(Artes y Espectaculos) FUTBOL/MEXICO: Goles para la pantalla

La conversion paulatina y practica del futbol mexicano de espectaculo deportivo en -sobre todo- programa de TV, aparece como una de las causas de su estancamiento durante las ultimas decadas, pese a haber alcanzado una dispendiosa estructura economico-financiera.

El intermediario y promotor en la compraventa de jugadores Luis Bellini senalo a IPS que "el futbol debe ser televisado de modo no saturante y cuidando la relacion directa del aficionado con el espectaculo".

Y anadio: "En Mexico, en cambio, los jugadores cumplen el mismo rol que las figuras de las telenovelas, lo que nada tiene que ver con la sensibilidad del mundo del deporte."

Agrava el problema el hecho de que, dentro de la programacion habitual televisiva, el futbol es usado de modo abusivo como soporte publicitario para la realizacion de las maximas ganancias posibles mediante la difusion de anuncios.

Los avisos hostigan la pantalla hasta en medio de las acciones mas emocionantes de un encuentro, a la vez que se enfocan obsesivamente los logotipos y las leyendas comerciales que rodean las canchas y cubren la indumentaria de los jugadores

Principal beneficiaria lucrativa del fenomeno es la red monopolica transnacional Televisa, con sede central en Mexico, propietaria de cuatro equipos de primera division, asi como de varios de segunda, y controladora predominante, en el ambito mexicano y regional, de las transmisiones futbolisticas.

En cambio los duenos de la mayoria de los equipos se quejan de dificultades y perdidas, y solo algunos de ellos confian en que "a la larga, puede ser un buen negocio".

Mientras tanto los resultados deportivos internacionales apenas superan esporadicamente un nivel de mediocridad.

En 1993 la seleccion mexicana logro el titulo de subcampeona en la Copa America, al ser derrotada en la final por Argentina, en lo que puede considerarse la mejor actuacion futbolistica de Mexico en toda su historia.

Pero, en julio pasado, un palido puesto numero 13 entre los 24 participantes de la Copa Mundial de Estados Unidos devolvio al futbol mexicano a su falta de protagonismo tradicional.

Desorganizacion, poca difusion de su practica pese al bombardeo de imagenes televisivas sobre un publico pasivo, escasa concurrencia a las canchas, exceso de extranjeros y jugadores demasiado veteranos, constituyen otros de sus males.

Recientemente las autoridades de la Federacion Mexicana de Futbol ampliaron a cinco el numero de jugadores extranjeros que puede alinear cada equipo, lo que fue muy criticado por jugadores locales y expertos en temas deportivos.

El comentarista Juan Ramon Fernandez sostuvo que la medida constituye "una agresion irracional a las perspectivas del futbol mexicano, debido a que cierra el camino a los valores nacionales en aras de un negocio mezquino y de corto plazo".

Segun el director tecnico Diego Malta "hay menosprecio por lo mexicano, los directivos son autoritarios, antidemocraticos, y resultan el fruto claro del medio, de un sistema deshumanizado".

Agrego que los equipos que no pertenecen a Televisa, o que no hacen negocios de exhibicion con esa red transnacional casi monopolica, carecen de fondos.

"Todo esto lo sabe el publico, porque trasciende a traves de los analisis y denuncias de la competencia, asi como se revela en la actuacion de algunos arbitros, socavando la confianza en la limpieza y la autenticidad del espectaculo", sostuvo.

Al mismo tiempo, explico, se hacen contrataciones multimillonarias de jugadores extranjeros, muchos de ellos en franca declinacion, presentandolos como grandes luminarias.

Para Malta los directivos no creen en Mexico ni en el futbol como deporte, y por eso lo extranjerizan y lo convierten en show de TV.

Denuncio complicidad entre directores tecnicos foraneos y promotores del mismo origen: "Hay consignas, entre promotores, prensa, narradores, que senalan solo a los extranjeros, y tienen orden de mencionar exclusivamente lo positivo de sus actuaciones y no lo negativo."

La desproporcion entre las bajas remuneraciones para los jugadores mexicanas y las elevadisimas para los provenientes del exterior es realmente escandalosa, ya que hay diferencias de uno a diez y aun mayores entre futbolistas de la misma calidad.

En el futbol mexicano hay 180 jugadores importados -90 en primera division, y una cifra similar en las dos divisiones de ascenso- cuyas percepciones suman mas de dos millones de dolares mensuales.

Se estima en diez millones de dolares lo que se gasta cada ano en la compra de jugadores extranjeros, muchos de los cuales juegan media o una temporada y luego son nuevamente negociados, en una danza de transferencias sin sentido, que cansa al aficionado genuino y lo aleja de las canchas.

Un pais con 90 millones de habitantes donde el futbol es ya hace decadas una pasion y parte importante de la cultura popular, no aprovecha el semillero de las "cascaritas" (partidos de barrio) y los campeonatos "llaneros", como se denomina a sus manifestaciones informales, fuera de la institucionalidad vigente.

No existen las divisiones inferiores, de donde suelen salir las grandes estrellas y cuando un jugador local se destaca lo hace contra viento y marea, superando una estructura que sofoca a los nacionales y favorece a los foraneos. (FIN/IPS/emv-sb/ae/94) (Fin del Servicio)

= 11091030 DAP005

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos