ARGENTINA: Menem en su peor momento de popularidad

El presidente de Argentina, Carlos Menem, tiene hoy el índice más bajo de popularidad desde que llegó al poder hace siete años, debido a las dificultades del plan económico, el alto desempleo y las denuncias de corrupción.

Una encuesta de la empresa Gallup difundida este viernes reveló que ocho de cada 10 argentinos cree que el gobierno no es capaz de solucionar los problemas, 58 por ciento asegura que no llega a fin de mes, 21 por ciento se endeuda y 12 por ciento gasta los ahorros.

Del total de 800 encuestados, 72 por ciento aseguró estar en desacuerdo con la política económica que hace apenas 15 meses le permitió a Menem ser reelecto con 50 por ciento de los votos, según la encuesta, publicada por el diario Página 12.

La socióloga Marita Carballo, directora de Gallup en Argentina, advirtió que "la situación es preocupante", cuando el presidente se encuentra desde este jueves en Malasia.

"El gobierno de Menem está en un punto crítico. La gente percibe que no hay equidad en el ajuste y tiene además menos tolerancia hacia los funcionarios corruptos", dijo Carballo.

Para cuatro de cada 10 personas, el principal problema del país es el desempleo, que llega a 17,1 por ciento. Pero enseguida mencionan la corrupción y, más lejos, la pobreza, la crisis educativa y los problemas en la justicia.

"Ya no se puede hablar de malhumor, hay un estado de fuerte protesta y se ve venir mayor conflictividad. Hay datos preocupantes sobre violencia y, ojo porque la democracia sigue teniendo consenso, no se buscan salidas autoritarias", comentó Carballo.

La encuesta se efectuó entre los días 14 y 16, tras la salida del ex ministro de Economía Domingo Cavallo, que se produjo el 26 de julio, y el anuncio de un nuevo paquete de medidas de ajuste fiscal lanzadas el día 12 por su sucesor, Roque Fernández.

Las medidas, que apuntan a revertir el desequilibrio fiscal, afectan principalmente a los sectores de ingresos medios y bajos por el fuerte incremento en los combustibles, la generalización de impuestos al consumo, la salud y educación privadas, el transporte público, los seguros y la televisión por cable.

También se prevé un aumento de 30 por ciento en el aporte de previsión de trabajadores autónomos, una disposición que salió mediante un decreto esta semana, mientras el Congreso comenzaba a analizar la viabilidad del resto de las medidas ya avaladas por el Fondo Monetario Internacional.

La encuesta de Gallup señala que mientras en mayo de 1995, cuando Menem fue reelecto, 47 por ciento aprobaba su gestión, ahora sólo la aprueba 19 por ciento.

Un asesor presidencial que prefirió el anonimato señaló que con ese panorama, el gobernante Partido Justicialista no sólo podría perder las elecciones legislativas de 1997, sino que corre el riesgo de entrar en una zona de desgobierno en el próximo trimestre.

"Son los índices más bajos que registra el gobierno desde que asumió en 1989", alertó Carballo. "Viene cayendo la opinión personal sobre Menem, la evaluación del gobierno y también el plan económico".

El analista Rosendo Fraga, de la consultora Centro de Estudios de la Nueva Mayoría, coincidió en que el gobierno de Menem vive un momento crítico que se agudizó con la caída de Cavallo, hace menos de un mes.

"Menem gobernaba con Cavallo, y ahora tiene que demostrar pronto que puede gobernar sin él", desafió Fraga, quien asesoraraba al ex ministro y mentor del programa de estabilidad económica.

"El presidente hizo muy mal, yo creo, en irse 10 días a Malasia en este momento", opinó Fraga.

En este contexto, la Confederación General del Trabajo analiza la posibilidad de una segunda huelga general en poco más de un mes. El paro del día 8, el más contundente de la era Menem, "tuvo consenso mayoritario, a pesar de que la imagen de los sindicalistas es muy mala", interpretó Carballo.

Según la encuesta de Gallup, la población confía mayoritariamente en la prensa, que denuncia los casos de corrupción, y en la Iglesia Católica, que est asumiendo una postura muy crtica hacia la política económica.

En el otro extremo de la confianza se ubican los partidos políticos y los sindicatos, que inspiran desconfianza a 96 y 92 por ciento de los consultados respectivamente. (FIN/IPS/mv/ag/ip/96

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos