amazighs

Bondok Hassem (a la izquierda) monta un mortero con ayuda de un miliciano local en la casa ocupada en la ciudad libia de Zwara, un enclave de los amazighs, también conocidos como bereberes. Crédito: Karlos Zurutuza/IPS

La guerra llama a la puerta de los bereberes en Libia

Podría ser una casa ocupada más: hay música a casi toda hora, una emisora de radio y una pequeña exposición de arte. Pero en el edificio de esta occidental ciudad libia, las armas se entremezclan con los instrumentos de música

Pionera legalidad en las montañas de Libia

Todo el mundo en la montañosa localidad libia de Jaudu parece conocer la nueva norma. “Los civiles portando armas en lugares públicos serán multados con 500 dinares (unos 400 dólares)”, explica a IPS el residente Younis Walid.