La OMS se mantiene en contra de refuerzos anticovid

Trabajadores de la salud en Argentina se preparan para pruebas contra la covid. La OMS insiste en que para detener la pandemia deben distribuirse mejor las vacunas en los países del Sur, antes de que se apliquen dosis de refuerzo en las naciones ricas. Foto:OPS

GINEBRA – La Organización Mundial de la Salud (OMS) volvió a criticar este miércoles 22 los programas de refuerzos generalizados de las vacunas contra la covid-19 mientras los países pobres aún luchan por obtener las dosis iniciales, porque pueden alargar en vez de acortar la pandemia.

“Es probable que los programas de refuerzo prolonguen la pandemia, en lugar de ponerle fin, al desviar el suministro a países que ya tienen altos niveles de cobertura de vacunación, lo que da al virus más oportunidades de propagarse y mutar”, dijo en rueda de prensa el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La crítica de la OMS se produce mientras las autoridades sanitarias de numerosos países ricos promueven la vacunación de refuerzo, en medio de un aumento de los casos de covid impulsado por la variante ómicron.

Israel incluso anunció el martes que ofrecerá una cuarta dosis de la vacuna a las personas mayores de 60 años.

El Grupo Asesor Estratégico de Expertos de la OMS sostiene que el objetivo debe seguir siendo la disminución de las muertes y las enfermedades graves.

Por ello, la introducción de dosis de refuerzo debe estar “firmemente basada en la evidencia y dirigida a los grupos de población con mayor riesgo” y a los “necesarios para proteger el sistema sanitario”, según los expertos.

“Es probable que los programas de refuerzo prolonguen la pandemia, en lugar de ponerle fin, al desviar el suministro a países que ya tienen altos niveles de cobertura de vacunación, lo que da al virus más oportunidades de propagarse y mutar”: Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Tedros dijo que “es importante recordar que la gran mayoría de las hospitalizaciones y muertes se producen en personas no vacunadas, no en personas que no han recibido el refuerzo”.

Además, “debemos tener muy claro que las vacunas que tenemos siguen siendo eficaces contra las variantes delta y ómicron”, precisó el  conductor de la OMS durante su conferencia de prensa en esta ciudad suiza.

Recordó que tres de cada cuatro trabajadores de la salud en África siguen sin vacunar y que solo la mitad de los países han logrado vacunar a 40 % de su población, lo que atribuyó a “la distorsión del suministro global”.

Actualmente alrededor de 20 % de todas las dosis de vacunas que se administran cada día se dan como refuerzos o dosis adicionales, pero individualmente “ningún país puede impulsar su salida de la pandemia”, según Tedros.

Las proyecciones de la OMS muestran que el suministro de vacunas debería ser suficiente para inmunizar a toda la población adulta del mundo, y para dar refuerzos a las poblaciones de alto riesgo, en el primer trimestre de 2022.

Sin embargo, solo más adelante en 2022 el suministro será suficiente para el uso extensivo de refuerzos en todos los adultos.

Por ello, la OMS pidió una vez más a los países y a los fabricantes que den prioridad a Covax, la iniciativa público-privada para llevar vacunas a los países del Sur, y al fondo de adquisición de vacunas de la Unión Africana.

El objetivo es que todos los países logren vacunar a 40 % de su población lo antes posible, y a 70 % a mediados del año próximo.

Tedros destacó que 2021 “ha sido un año doloroso para muchos”, con 3,5 millones de muertes por covid, pero “no puede ser un año perdido”.

El 2022 “tiene que ser el año del fin de la pandemia”, urgió el especialista etíope. “Y también debe ser el comienzo de algo más: una nueva era de solidaridad”.

Aseguró que sigue teniendo esperanza porque los científicos ahora conocen bien el virus y el mundo dispone de las herramientas para hacerle frente. “La clave es aplicar las medidas de forma integral. Si no las aplicamos todas, en todo el mundo, no podremos acabar con esta pandemia», remarcó.

Por su parte, Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, consideró que la desigualdad en las vacunas es “la injusticia más horrible de 2021”.

Para Ryan “el fin de la pandemia ni siquiera está cerca”, consideró que existe “falta de voluntad colectiva” para aplicar las medidas necesarias”, y la población “se siente confundida por las diferentes decisiones que se van tomando y hay una grave crisis de confianza”.

María Van Kerkhove, la epidemióloga que lidera la respuesta de la OMS, dijo a propósito del auge de la variante ómicron que “gracias a las vacunas, se espera que la covid-19 cause menos hospitalizaciones y muertes”, pero todavía “habrá brotes” entre los no vacunados o aquellos que no han recibido la pauta completa.

“Seguimos siendo humildes porque este coronavirus todavía puede tener varios ases bajo la manga”, concluyó Van Kerkhove.

A-E/HM

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos