OMS pide más vacunas al avanzar variante delta del coronavirus

Niños en Zimbabwe aprenden a mantener la distancia física para prevenir la propagación del coronavirus. Esa medida se mantiene entre las principales recomendaciones de la OMS para tratar de frenar la pandemia, mientras pide a los gobiernos un mayor esfuerzo de vacunación. Foto: ONU
Niños en Zimbabwe aprenden a mantener la distancia física para prevenir la propagación del coronavirus. Esa medida se mantiene entre las principales recomendaciones de la OMS para tratar de frenar la pandemia, mientras pide a los gobiernos un mayor esfuerzo de vacunación. Foto: ONU

GINEBRA – La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió este viernes 2 a los gobiernos del mundo vacunar rápidamente al menos 10 por ciento de su población para tratar de frenar la peligrosa variante delta del coronavirus.

“Estamos en un período muy peligroso de esta pandemia covid-19, agravado por variantes más transmisibles, como la delta, que se está convirtiendo rápidamente en la dominante en muchos países”, advirtió Tedros Adhanom Ghebreyesus desde la dirección general de la OMS en esta ciudad suiza.

Delta, inicialmente detectada en la India y con una capacidad de transmisión hasta 60 veces superior a la del virus original, está ya presente en 98 países, y a la OMS le preocupa también su capacidad de mutación.

Otras variantes que contribuyen al estrago de la pandemia son alfa, detectada en Reino Unido; beta, identificada primero en Sudáfrica, y gamma, hallada en Brasil.

A la fecha, desde la detección del coronavirus en diciembre de 2019, la pandemia ha infectado a más de 183 millones de personas en todo el mundo y causado ya casi cuatro millones de muertes, según la estadounidense Universidad Johns Hopkins.

Los países más afectados han sido Estados Unidos, con 34,5 millones de casos y 620 000 muertes, India, con 30,5 millones de infectados y 400 000 decesos, y Brasil, con 18,6 millones de casos y 520 000 fallecidos.

En Europa las naciones más golpeadas han sido Rusia, Francia y Reino Unido, y en América Latina, después de Brasil, Argentina, Colombia, México, Perú y Chile.

“Es un desafío, pero sabemos que es posible, porque ya se han distribuido 3000 millones de vacunas. Está dentro del poder colectivo de unos pocos países garantizar que las vacunas se compartan, la fabricación aumente y que los fondos estén para comprar las herramientas necesarias”: Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Aunque la vacunación ha avanzado, sobre todo en las naciones ricas, “ningún país está fuera de peligro todavía”, dijo Tedros, “y en los países con baja cobertura de vacunación las terribles escenas de hospitales desbordados vuelven a ser la norma”.

Maria Van Kerkhove, epidemióloga que lidera la respuesta a la covid en la OMS, subrayó que el virus ha evolucionado desde que apareció por primera vez.

“Es lo que hacen los virus. Las variantes seguirán evolucionando, habrá más mutaciones, se detectarán más variantes, y algunas de ellas serán variantes preocupantes”, pronosticó Van Kerkhove.

Tedros dijo que básicamente hay dos formas en que los países pueden hacer frente al surgimiento de nuevas olas y aumentos de casos, comenzando por mantener las medidas sociales y de salud pública.

Entre ellas, una vigilancia sólida de la transmisión, la realización de pruebas estratégicas, la detección temprana de casos, el aislamiento o cuarentena y la atención clínica.

Añadió el uso de mascarilla, respetar el distanciamiento social, evitar sitios concurridos, y lograr una buena ventilación en zonas cerradas.

En segundo lugar, Tedros abogó por “compartir equitativamente entre los países los equipos de protección, el oxígeno, las pruebas, los tratamientos y las vacunas”.

“He instado a los líderes de todo a mundo a trabajar juntos para garantizar que, para esta época del próximo año, 70 por ciento de todas las personas en todos los países estén vacunadas”, dijo el responsable de la OMS.

Esa “es la mejor manera de frenar la pandemia, salvar vidas, impulsar una recuperación económica verdaderamente mundial y, de paso, evitar que otras variantes peligrosas tomen la delantera”, agregó Tedros.

Para fines de septiembre, la Organización Mundial de la Salud ha pedido a los líderes que vacunen al menos a 10 por ciento personas en todos los países.

“Es un desafío, pero sabemos que es posible, porque ya se han distribuido 3000 millones de vacunas. Está dentro del poder colectivo de unos pocos países garantizar que las vacunas se compartan, la fabricación aumente y que los fondos estén para comprar las herramientas necesarias”, insistió Tedros.

La agencia de salud de la ONU también instó a las empresas BioTech, Pfizer y Moderna a compartir conocimientos y tecnología para que sea posible acelerar el desarrollo de nuevos centros de fabricación de vacunas.

Por su parte, la directora científica de la OMS, Soumya Swaminathan, dijo que “la buena noticia es que todas las vacunas enumeradas para uso de emergencia de la OMS protegen contra el desarrollo de enfermedades graves, la hospitalización y la muerte debido a la variante delta”.

Aun así, “ninguna de las vacunas que tenemos actualmente es 100 por ciento protectora. Por eso, incluso si estás vacunado, puedes contraer la infección, pero lo más probable es que tengas síntomas muy leves o ninguno, y las posibilidades de enfermarte gravemente son muy, muy bajas”, concluyó Swaminathan.

A-E/HM

 

 

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe