La covid está en una encrucijada entre variantes y vacunas

Toman la temperatura a una mujer en un centro asistencial en la Franja de Gaza, Palestina. La OMS ha pedido sostener una elevada vigilancia, entre el temor a las variantes del virus y la esperanza de la vacunación. Foto: Jalil Adwan/UNRWA
Toman la temperatura a una mujer en un centro asistencial en la Franja de Gaza, Palestina. La OMS ha pedido sostener una elevada vigilancia, entre el temor a las variantes del virus y la esperanza de la vacunación. Foto: Jalil Adwan/UNRWA

La pandemia covid-19 requiere “más atención que nunca”, debido a que su curso está en una encrucijada entre la aparición de agresivas variantes y la implementación de campañas de vacunación, expuso este miércoles 24 un boletín de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En cualquier caso, “la epidemia está lejos de haber terminado”, ya que los casos aumentan y solo en la última semana, la cuarta consecutiva de incremento, se presentaron 3,3 millones de nuevas infecciones y 60 000 muertes en el mundo.

En todo el globo los casos pasan ya de 125 millones (1,6 por ciento de la población mundial) y las muertes suman 2 750 000, según cifras de la estadounidense Universidad Johns Hopkins. Estados Unidos se mantiene como el país con mayor incidencia, con 30,6 millones de infectados y 557 000 muertes.

Le escoltan dos poblados países del Sur: Brasil, con 12,1 millones de casos y 298 800 fallecidos, e India, con 11,8 millones de infectados 160 700 decesos.

Las infecciones han aumentado en el sudeste asiático, el Pacífico occidental –única región donde han disminuido las muertes por covid-, Europa, el Mediterráneo oriental, África y América Latina y el Caribe.

En América Latina y el Caribe los casos superan los 22,8 millones y las muertes son más de 720 000, y la OMS mantiene a países de la región dentro de su cuadro de “tendencias preocupantes”, particularmente el caso de Brasil.

Ese país encajó el mayor número de casos nuevos (508 000 en una semana, un incremento de tres por ciento), lo que según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) pone en peligro a los países vecinos.

Además de Brasil, indicó la OPS, el virus ha avanzado en Antigua y Barbuda, Aruba, Chile, Cuba, Guatemala, Jamaica, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

La actuación de las variantes se refleja en incrementos de casos la última semana en algunos países: 240 000 en India, un aumento de 62 por ciento, 204 000 en Francia, alza de 27 por ciento, pocos cambios en Italia, con 154 000 casos, y disminución de 19 por ciento en Estados Unidos, con sus 374 000 casos.

Los últimos datos sobre variantes del coronavirus “son preocupantes e indican que la denominada variante del Reino Unido está presente en 125 países en las seis regiones del mundo” según la OMS.

Las muertes causadas por esa variante fueron 4,1 por cada 1000 casos, en comparación con el 2,5 por cada 1000 entre los infectados con la variante de coronavirus que circulaba anteriormente.

La “variante sudafricana” está presente en 75 países, y la que se desarrolló en Brasil, 2,5 veces más transmisible que las primeras cepas, ya alcanzó a 41 países.

“A medida que evolucionan los patrones de transmisión, tanto la implementación de campañas de vacunación como la aparición de variantes son propensas a afectar el curso de la pandemia”, lo que amerita sostener una vigilancia global, dijo la OMS.

Precisó que al 22 de marzo de 2021 se habían administrado un total de 403 269 879 dosis de vacunas en todo el mundo.

Pero la OMS denunció “una gran disparidad”, pues 56 por ciento de las dosis se han aplicado en países de altos ingresos donde residen 16 por ciento de los habitantes del mundo, mientras que solo 0,1 por ciento se inyectaron en los 29 países de menores ingresos, con nueve por ciento de la población.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que “los países que ahora están vacunando a personas más jóvenes y sanas con bajo riesgo de enfermedad lo hacen a costa de la vida de los trabajadores de la salud, las personas mayores y otros grupos en riesgo en otros países”.

“Más allá de la indignación moral, la distribución desigual de vacunas es una mala estrategia desde el punto de vista económico y epidemiológico”, dijo Tedros, porque mientras más se transmita el virus hay más probabilidades de que surjan nuevas variantes, ante las cuales es probable que las vacunas sean menos efectivas.

En una nota más positiva, la OMS confirmó que pruebas en Gran Bretaña entre diciembre de 2020 y febrero de 2021 “mostraron la efectividad de las vacunas Pfizer/BioNTech (estadounidense) y AstraZeneca (británica) contra covid-19, especialmente para impedir hospitalizaciones y muertes”.

A-E/HM

Archivado en:

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe