DANIELLE MITTERRAND, INFATIGABLE LUCHADORA POR LA LIBERTAD

Danielle Mitterrand, una de las mujeres más notorias de los últimos años, ha fallecido tras larga y azarosa vida a favor de los humildes.

Ejemplar en el cumplimiento de su compromiso vital en pro de la emancipación de todos los seres humanos y de su igual dignidad.

Formada en el pensamiento de una familia liberal, su vida fue de compromiso y resistencia, primero en Cluny donde vivió su infancia, luego en cualquier lugar del mundo donde su presencia era necesaria.

Estaba en primera línea de fuego cuando se trataba de defender las libertades aún a riesgo de su vida, como en Souäimaniyah (Turquía) aquel 6 de julio del año 1992 en el que murieron siete personas, cuando el destino tuvo a bien salvarla. Poco antes de que estallara un coche bomba ella había cambiado de vehículo por temas de organización. Nunca pudo olvidar aquella tragedia de la que decía “debí morir entre mis compañeros”.

Era una mujer serena, de mirada expresiva, amorosa. Guardaba en su interior recuerdos que nunca saldrán a la luz. Fue dignísima primera dama durante los catorce años que François Mitterrand fue Presidente de Francia.

Dedicó su vida a la Fundación France Libertés, de la que en el mes de octubre último se han festejado los 25 años. Su labor en la Educación para la Paz tenía últimamente una dedicación especial para conseguir que todos los seres humanos del planeta tuvieran acceso al agua.

Hace más de tres lustros que apremiaba sobre la necesidad de un cambio radical para hacer frente a la “dictadura económica y financiera”.

Hizo cuanto estuvo a su alcance no sólo para ayudar sino para diseñar un mañana más acorde con las cualidades que anidan en todos los seres humanos. “Espero que todos comprendan y participen en la urgente e indispensable metamorfosis de la sociedad humana hacia una nueva civilización”.

Rebelde, obstinada, defendió sus principios en todo momento. Siempre supo observar al conjunto y uno a uno, para atender a quienes se hallan excluidos de la sociedad próspera materialmente, de este 20% de los habitantes de la Tierra que, con frecuencia, no saben (o no quieren) mirar a los más de 5 mil millones de personas –todas iguales en dignidad– que viven, en una creciente progresión de precariedades, fuera del recinto acomodado de la aldea global.

Danielle Mitterrand ha sido un faro que ha iluminado el cielo tenebroso de este mundo que no es el que deseamos. Seguiremos tu lucha, a favor de la humanidad y sus pueblos.

Tu ejemplo nos da coraje. Nunca te olvidaremos. (FIN/COPYRIGT IPS)

(*) Federico Mayor Zaragoza, ex Director General de la UNESCO, Presidente de la Fundación Cultura de Paz y Presidente de la agencia IPS.

Archivado en:

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos