GRIPE AVIAR: Expertos recomiendan mantener la guardia

Los gobiernos y las organizaciones internacionales no deben bajar la guardia en la lucha contra el virus H5N1 de la gripe del pollo, recomendaron expertos.

"Si reduces la vigilancia, entonces regresa el problema", alertó en rueda de prensa este jueves David Nabarro, secretario general asistente y jefe coordinador del sistema de la Organización de las Naciones Unidas para las influenzas humana y aviar.

El funcionario hizo estas declaraciones en vísperas de la Conferencia Internacional Ministerial sobre Influenza Animal y Pandémica, que se celebrará entre el 19 y el 21 de este mes en Hanoi, Vietnam.

Se trata de la séptima reunión desde 2004, y congregará a expertos y ministros de Agricultura, Ganadería y Salud de todo el mundo.

Nabarro señaló que, siete años después de que se reportaran los primeros casos de influenza aviar en Asia sudoriental, los gobiernos finalmente se mueven en la dirección correcta para luchar contra la amenaza de la pandemia.
[related_articles]
"Pero también le estamos pidiendo a los gobiernos que no reduzcan las alertas y los programas de prevención", indicó, aunque a la vez recomendó no caer en el sensacionalismo y en el pánico como cuando los medios hicieron la cobertura inicial de la enfermedad.

El virus H5N1 es un subtipo de influenza A, que puede causar enfermedades en humanos y en otras especies animales.

Desde 2003, cuando se reportó el primer caso en el sudeste asiático, unas 150 millones de aves de corral murieron o fueron sacrificadas como parte de las medidas sanitarias.

Hubo casos de humanos que se contagiaron por contacto con aves. Hasta el 31 de diciembre de 2009 se registraron 467 casos confirmados de personas con H5N1 en todo el planeta, según la Organización Mundial de la Salud.

Acusado de alarmista en algunos sectores por haber predicho que una pandemia del H5N1 podría matar a millones de personas, Nabarro expresó preocupación sobre la menguante cobertura de los medios sobre el virus.

"Teníamos a 700 periodistas que cubrían nuestras reuniones en Ginebra sobre el H5N1 hace cinco años, porque el mundo estaba muy preocupado sobre cómo el virus estaba causando estragos", indicó.

Nabarro además insistió en que "gran parte del esfuerzo todavía debe ser hecho por los gobiernos y las organizaciones internacionales no gubernamentales".

Según el subdirector del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Vietnam, Pham Ngoc Mau, Hanoi hace lo mejor de sí para contener la gripe. "Reconocemos que Vietnam no puede hacerlo solo, y necesitamos cooperar con la comunidad internacional", afirmó.

Hasta marzo pasado, Vietnam había registrado 59 muertes relacionadas con el H5N1 desde 2003. Se ubicó así en la región detrás de Indonesia, con 135 muertes.

Ante el impacto del virus en Vietnam, donde ocho de los 11 millones de hogares vinculados a la industria avícola se vieron severamente afectados, el gobierno publicó un "Libro verde" con planes de acción para contener el H5N1.

Entre las medidas se incluyen programas de vacunación gratis a aves, especialmente en las comunidades pobres afectadas, y la provisión de recursos para que los hogares puedan reiniciar sus negocios, explicó Pham Thi Hanh, del Ministerio de Agricultura vietnamita.

"Ahora estamos en medio de los preparativos para el plan de acción 2010-2015, y somos muy optimistas de que vamos a alcanzar nuestras metas", dijo Hanh.

Tras admitir que persiste el contrabando de aves de corral en las fronteras de Vietnam con China, Camboya y Laos, la funcionaria aseguró que el Ministerio trabaja estrechamente con la policía para mejorar los controles.

Por su parte, Nabarro expresó su deseo de que, en la conferencia de Vietnam, gobiernos y expertos en salud y desarrollo puedan identificar y reparar errores cometidos en los últimos años.

"Hay tres cosas en las que tenemos que hacer más esfuerzo. Una es asegurar que se adopten firmes medidas de bioseguridad, que reduzcan los riesgos de infección entre las propias aves. También necesitamos servicios veterinarios más eficientes", dijo a IPS.

Pero, aparte de estas medidas de salud y científicas, se necesita mejorar los esfuerzos de comunicación.

Esto incluye campañas para informar a las personas sobre cómo reducir los riesgos de la contaminación de aves, especificando las diversas especies de animales en diferentes contextos, así como consejos para prevenir el contagio a humanos.

"Esto tiene el objetivo de permitirle a las personas entender mejor los riesgos asociados con el virus y responder apropiadamente", agregó Nabarro.

El alto número de aves de corral en Asia (en algunos países se crían a nivel de granjas y en otros, como en Tailandia, a gran escala) hace al continente más vulnerable al H5N1, explicó.

Finalmente, insistió en que era mejor prevenir que curar. "No deberíamos bajar la guardia", alertó.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe