HONDURAS: OTRO DESAFÍO PARA OBAMA

Pocos meses le han bastado a Barack Obama para revolucionar, pacíficamente, a Estados Unidos y al mundo. Ha cambiado radicalmente las políticas de Washington, en los planos interno y externo, con visibles consecuencias a escala global, no obstante una crisis financiera y económica que a pesar de algunos signos de mejoría, está aún lejos de haber invertido la marcha.

El Presidente norteamericano ha tenido que enfrentarse a muchos anticuerpos arraigados en un pasado ominoso, que comienza a ser olvidado, pero aún es relevante para los intereses heridos de quienes sobreponen la ganancia a las personas y a su esencial dignidad.

Esto viene a propósito de la crisis paradigmática surgida en Honduras el 28 de junio, que representa un test tanto para Obama como para el Presidente venezolano Hugo Chávez, pese a que ambos han condenado (quizá por diferentes razones) el golpe de Estado que derrocó al Presidente legítimo Manuel Zelaya. ¿Porqué? Porque por la primera vez en la historia dos veces centenaria de las complejas relaciones entre Estados Unidos y América Central y del Sur, un presidente norteamericano ha condenado sin matices un golpe militar que derribó un gobierno democrático. Normalmente Washington ha apoyado esos golpes, cuando no los ha estimulado e incluso ha sido un cómplice, como sucedió -un ejemplo entre docenas- con el general Augusto Pinochet en Chile.

Obama declara -y pone en práctica- una política diametralmente diferente para América Latina, como lo demuestra en su apertura hacia Cuba, que prosigue, y en la mano extendida a Chávez, quien ha reaccionado oscilando entre el elogio y la diatriba.

Es obvio que el ajedrez latinoamericano es sumamente complicado; por un lado subsisten contradicciones arduas de superar entre los diferentes países y a su vez estos mantienen -y no olvidan- fundados reclamos en relación al gran vecino del Norte. Y no obstante sus marcadas peculiaridades en el marco de una raíz común, todos los países de la región son hoy democráticos y por ello un golpe militar contra un gobierno elegido democráticamente es absolutamente inaceptable.

Oscar Arias, actual Presidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz, ha sido indicado para mediar en el conflicto y es la persona apropìada para tan delicada tarea.. Acompaña la situación en América Central y en toda la región desde hace décadas, conoce bien a los políticos norteamericanos del pasado y del presente y cuenta con gran prestigio personal y político.

En la reciente entrevista que concedió al diario español El País, Arias declaró que, además «estar en contacto con muchos presidentes latinoamericanos, con Washington y con el Rey de España» sostiene conversaciones con el legítimo Presidente Zelaya y con el Presidente de facto colocado por los golpistas, Roberto Micheletti y que «cualquier acuerdo pasa por reponer a Zelaya como Presidente». Pero esa finalidad no se logrará tratando de forzar su ingreso a Honduras sin acuerdo previo, como lo intentó Zelaya el 25 de julio. Por el contrario, de esa manera se alimenta el conflicto militar latente, que puede resultar desastroso para todas las partes.

Arias afirma qur «todo depende de Estados Unidos y Europa». Pero no sólo. El mundo ha regresado al multilateralismo y hay otras fuerzas que cuentan, como los vecinos Brasil, Nicaragua, Venezuela y otros.

Es cierto que ya ha pasado más de un mes y se puede comprender la impaciencia de Zelaya, así su deseo de evitar que el gobierno de facto se consolide.

Entretanto, la situación de Honduras comienza a ser extremadamente difícil en razón de las presiones internacionales y de los problemas de abastecimiento.

Hay un aspecto que me parece decisivo: Barack Obama no puede retroceder en relación al compromiso que asumió inmediatamente después del golpe. Si lo hiciera -y no lo creo- perdería un capital invalorable, la credibilidad de la que goza en América Latina. (FIN/COPYRIGHT IPS)

(*) Mário Soares, ex Presidente y ex Primer Ministro de Portugal.

Archivado en:

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos