FORO SOCIAL MUNDIAL: Con los pies en la tierra y en acción

Intensificar las articulaciones para la acción puede ser la consigna del V Foro Social Mundial, que a fin de mes vuelve a la meridional ciudad brasileña de Porto Alegre con grandes cambios en su estructura, empujados por la irrupción en 2004 en India de pobres y marginados.

Será un encuentro multitudinario como los anteriores, con la presencia esperada esta vez de 120.000 personas, pero con modificaciones organizativas y metodológicas en busca de estimular propuestas concretas de campañas de lucha, movilizaciones y soluciones para los problemas de la humanidad.

En realidad, el Foro Social Mundial (FSM) siempre lo hizo, porque es su finalidad, pero ahora se hará con más ahínco, para que ”salgan muchas más propuestas y todas mejor preparados y articuladas para las acciones”, explicó a IPS Francisco Whitaker, miembro del Comité Organizador Brasileño.

En el programa de la quinta edición del FSM, que tendrá lugar del 26 al 31 de este mes, se reservaron las dos primeras horas de la mañana para asambleas en cada uno de los 11 ”espacios temáticos”, donde se buscará consensos sobre programas de lucha y se dará más visibilidad a las propuestas, que serán divulgadas en un diario mural instalado en cada espacio, acotó el activista.

La organización que Whitaker representa, la católica Comisión de Justicia y Paz, se unirá a su similar de Barcelona en iniciativas contra la guerra, informó a modo de ejemplo.

Una fuerte campaña a ser lanzada en este FSM, que contará incluso con la presencia del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, es el Llamado Global a la Acción contra la Pobreza, promovido por una alianza de 100 organizaciones no gubernamentales de todos los continentes.

Es un llamado para presionar a los líderes mundiales a hacer efectivo políticas para abatir la pobreza.

Los activistas usarán una banda blanca y ya se prevé en este Foro organizar manifestaciones para el 1de julio y comienzos de septiembre, aprovechando una reunión del Grupo de los Ocho (G-8) países más poderosos y el quinto aniversario de la aprobación de Objetivos de Desarrollo del Milenio, aprobados en Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas.

Una fuerte ansiedad por pasar de los diagnósticos y denuncias a las soluciones, del discurso a la práctica, parece dominar a los activistas. Los cambios urgen a partir de la irrupción de los pobres y discriminados en el FSM del año anterior, realizado en la occidental ciudad india de Mumbai.

Es necesario ”apuntar tres o cuatro acciones consensuales” para movilizar la población y no aislarse ”en el debate académico”, sostuvo a IPS Joao Felicio, secretario general de la Central Única de Trabajadores (CUT) de Brasil, coincidiendo con evaluaciones de muchos.

El combate contra la pobreza y a la corrupción, gravamen a los flujos de capital especulativo y acciones dirigidas a movilizar a la juventud son algunas de las iniciativas que pueden ser impulsadas en ese ámbito, si hay consenso, opinó.

”La riqueza del FSM es la diversidad”, discrepó Guacira de Oliveira, codirectora del Centro Femenista de Estudios y Asesoría (Cfemea), reflejando la posición de los organizadores del Foro, que defienden su permanencia como un espacio de diálogo y articulación, horizontal y no deliberativo.

”Que se presenten miles de propuestas, si algunas congregan muchas organizaciones, excelente”, pero es también positivo que tengan oportunidad las que tienen menos adhesiones, porque es importante que ”cuestiones menos amplias no sean olvidadas”, argumentó.

El Foro abre oportunidades de expresión de todos los movimientos, sin discriminación ni jerarquía. Seleccionar algunas prioridades llevaría a una ”pelea” por la elección, negando su espíritu, observó.

Las actividades de este V FSM resultan de un esfuerzo de concertación entre centenares de organizaciones para superar la dispersión. La cuestión del agua, por ejemplo, se discutía en mas de cien eventos aislados. Ahora se buscó aglutinar las actividades, promover convergencias entre grupos y redes afines.

Las consultas cruzadas en el año pasado permitieron construir un programa más participativo, ”de abajo hacia arriba”. Todas las actividades fueron propuestas por los participantes, ninguna impuesta por los organizadores, que antes decidían sobre las grandes conferencias, sus temas y ponentes invitados.

Se prevé la realización de unas 2.500 actividades, un nuevo récord.. Se logró, sin embargo, agruparlas en 11 ejes temáticos, definidos en el proceso de consultas y que tendrán sus espacios definidos en el llamado Territorio del FSM. El tema de Derechos humanos concentrará la mayor cantidad de actividades, cerca de 500.

La búsqueda de coherencia con los propósitos del Foro llevó a otros cambios, reforzados por la experiencia en India y un estudio comprobando que los participantes a estos encuentros han sido hasta ahora una élite ilustrada.

La sede principal del encuentro se mudó de la ”elitista” Universidad Católica de Porto Alegre para un predio a las orillas del río Guaiba, donde se construyeron 205 auditorios y 295 tiendas de campaña, buena parte con materiales reciclados o naturales.

Cerca de 15 por ciento del presupuesto de 14 millones de reales (cinco millones de dólares) favoreció a la economía solidaria, con la compra de productos y servicios de cooperativas, asociaciones y empresas autogestionadas. Una moneda, con el nombre indígena ”txai”, circulará en el encuentro.

El FSM dejó de invitar a algunos ponentes, que antes tenían todos sus gastos pagados. En cambio creó un fondo de solidaridad, y estimula las organizaciones a crear otros, para financiar los viajes y gastos de representantes de comunidades pobres y lejanas, como los indígenas.

Los organizadores lo explican como una inversión de prioridades, para buscar facilidades para la participación popular y no sólo de personalidades.

También se busca ”mundializar” el Foro, donde la presencia local es abrumadora. En las tres primeras ediciones, de 2001 a 2003, todas en Porto Alegre, 85,9 por ciento de los participantes eran brasileños. Algo similar ocurrió en India.

Ya está acordado que en FSM de 2007 tendrá lugar en África, aunque se esperan dificultades para elegir el país. Para el próximo año, los organizadores brasileños defienden la descentralización con la concreción de foros simultáneos en varios países y un carácter más temático.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe