ECONOMIA-AMERICA CENTRAL: Unión aduanera aumentará comercio

El comercio en América Central aumentará entre 390 millones y 520 millones de dólares en los próximos dos años, como consecuencia del proceso de unión aduanera en marcha, estiman expertos.

«Esperamos que el intercambio crezca entre 15 y 20 por ciento», dijo a IPS Alfonso Pimentel, director ejecutivo de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana, de la que no forma parte Panamá.

Pimentel pronosticó que la actividad comercial entre El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), pasará de los 2.600 millones de dólares del año pasado a entre 2.990 y 3.120 millones de dólares en 2003.

Las autoridades de integración esperan que la unión aduanera, proceso del que se ha excluido Costa Rica, propicie el desarrollo de la producción de calzados, confecciones, textiles, papel laminado, productos de plástico, cigarrillos, llantas, cartón y papel.

El aumento del comercio tendrá mayor impacto porque movilizará sobre todo productos de alto valor agregado, manifestó el funcionario.

El objetivo es que a partir del 1 de enero de 2003 desaparezcan las aduanas entre El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, y para ello es necesario uniformar aranceles, registros sanitarios y leyes de propiedad intelectual, entre otras medidas.

El director general de aduanas de Costa Rica, José Antonio Rodríguez, ha manifestado que su país tiene interés en conocer cómo funcionará la unión aduanera entre el resto del SICA.

La unión aduanera implica la conformación de un solo territorio aduanero entre los cuatros países en cuestión, dentro del cual circularán libremente los bienes.

Para lograr esa meta es necesario transitar un proceso de transición, que incluye la creación de las llamadas aduanas yuxtapuestas y virtuales.

Las aduanas yuxtapuestas se conforman al fundir su trabajo las oficinas aduaneras de dos países fronterizos, que pasan a ocupar un mismo edificio con la consecuente integración de personal y de trámites.

Por su parte, se les denomina aduanas virtuales a las oficinas de dos países conectadas a través de Internet, la red mundial de computadoras.

El objetivo de este proceso es concluir con la instalación de aduanas periféricas para controlar sólo el comercio con países de fuera del Sistema de Integración Centroamericana.

Pimentel informó que los gobiernos de los países que negocian el acuerdo están trabajando en la transformación de 11 puestos aduaneros.

Se pretende de esta forma agilizar las aduanas del istmo, consideradas hasta ahora como uno de los principales frenos del comercio regional.

Datos oficiales indican que el transporte de mercadería en América Central se mueve a un promedio de 11 kilómetros por hora, mientras que en Estados Unidos lo hace a 60 kilómetros por hora.

Los expertos atribuyen esta lentitud a la cantidad de gestiones aduaneras que están obligados a realizar los transportistas.

«Actualmente tenemos aduanas del tercer mundo y debemos convertirlas en aduanas del primer mundo», comentó a IPS Emilio Bruce, directivo de la Federación de Cámaras de Comercio de Centroamérica.

Consideró que la unión aduanera promovida por cuatro países del istmo le dará más agilidad al intercambio económico y lamenta que Costa Rica no esté en ese proceso.

Bruce entiende que Costa Rica está fuera de las negociaciones porque afronta un empate de fuerzas políticas en su interior, que impiden que quienes toman las decisiones se pongan de acuerdo en temas fundamentales.

Las autoridades de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana informaron que este mes comenzarán a funcionar las aduanas yuxtapuestas de El Poy, en la frontera entre El Salvador y Honduras, y las de Pedro de Alvarado y de La Hachadura en la línea divisoria de Guatemala y El Salvador.

Está previsto que próximamente se haga la apertura de otra aduana yuxtapuesta en Corinto, en el límite entre Guatemala y Honduras.

Además, este mes se comenzará a trabajar con normas y procedimientos unificados en Puerto Quetzal (Guatemala) y Puerto Cortés (Honduras), donde las autoridades han anunciado una baja de tarifas portuarias.

Estos hechos hacen que las autoridades de integración centroamericana se muestren optimistas y aseguren que la unión aduanera va por buen camino. (FIN/IPS/nms/dm/if/01

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos