PANAMA: Despido masivo de obreros en trasnacional bananera

Una filial de la transnacional bananera estadounidense Chiquita Brands despidió hoy en Panamá a 400 obreros por negarse a incorporar un dispositivo para proteger la fruta, en un acto que el sindicato calificó de "provocación" cuyo origen real es la crisis en el mercado europeo.

El estadounidense Cameron Forayth, gerente de la Puerto Armuelles Fruit Company, una de las filiales de Chiquita Brands en Panamá, adujo que la negativa de los obreros "provocó la pérdida de 60 por ciento de la fruta" producida en las fincas de la compañía en la provincia de Chiriquí, sobre el Pacífico.

En la occidental provincia de Bocas del Toro, en el litoral Caribe, Chiquita Brads también posee fincas bananeras administradas por otra de sus subsidiarias en Panamá, la Bocas Fruit Company.

En la región de Puerto Armuelles, cabecera del distrito de Barú, en Chiriquí, y en Bocas del Toro, Chiquita Brands explota alrededor de 10.000 hectáreas de bananales.

Forayth afirmó que la falta de ese dispositivo de protección de la fruta causó manchas y cortadoras en la fruta que llegó al mercado europeo, lo cual le hace perder competitividad frente al banano que exporta Chiquita Brands desde otro países de la región.

Pero el secretario de Relaciones Laborales del sindicato bananero de Puerto Armuelles, Edgar Williams, denunció que Chiquita Brands "actuó de manera ilegal" al no requerir el permiso previo de despido que exige el código de trabajo vigente.

En abril de 1998, Chiquita Brands despidió a modo de represalia a 1.800 de sus alrededor de 4.000 asalariados en sus fincas de Puerto Armuelles, luego de una huelga perdida por los trabajadores.

Tras indicar que el sindicato se va a reunir este fin de semana para decidir las acciones a tomar, Williams explicó que la parte patronal "debe justificar ante el Ministerio de Trabajo el despido masivo, ya sea comprobando que la producción ha mermado o por causas económicas".

Según el sindicalista, Chiquita Brands no cumplió ese requisito ni mediaban esas causas cuando procedió a los despidos.

En cuanto a la calidad de la fruta, Williams acusó a Chiquita Brands de haber actuado "negligentemente en el cuidado de las frutas al momento de desflorarlas, porque ordenaron limpiarlas después de pasado el tiempo necesario" para efectuar esa operación.

El dirigente sindical Javier Pineda indicó que los despidos son "una provocación y una acción premeditada para reducir personal" en momentos que el mercado europeo está en baja, debido a la reciente "guerra del banano" entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos y la crisis en Yugoslavia.

Chiquita Brands redujo 30 por ciento en 1998 sus exportaciones desde Panamá debido a las restricciones impuestas por la UE al ingreso de banano de América Latina, lo cual generó a inicios de 1999 un duro enfrentamiento entre el bloque europeo y Estados Unidos, de donde proceden las grandes transnacionales bananeras.

En 1997, la transnacional estadounidense exportó 33,3 millones de cajas de banano de 18,40 kilogramos desde Panamá, lo cual representó un ingreso en divisas para este país de 180 millones de dólares.

Con el fin de proteger el negocio de Chiquita Brands en Europa, Washington aplicó una serie de sanciones económicas a la exportación de productos europeos a su mercado, tras los cual la Organización Mundial del Comercio (OMC) oblige a la UE a suspender las medidas rstrictivas e indemnizar a Estados Unidos.

A pesar de ello, los negocios de Chiquita Brands siguen, al parecer, de capa caída debido a los coletazos de aquel enfrentamiento y por la crisis en Yugoslavia, que ha alterado todo el mercado europeo.

Pineda explicó que la incorporación del sistema de protección de la fruta, que requiere un trabajo extra de los operarios, no fue pactado en la convención colectiva vigente y por eso los obreros se negaron a realizarlo.

El sindicalista denunció que las manchas y cortaduras fueron hechas a propósito por personal de confianza de Chiquita Brands que, "al igual que otros años anteriores se dedican a inyectar el banano para alegar que tiene cicatrices y provocar despidos".

Mientras, un informe divulgado en Panamá sobre el actual resultado financiero de Chiquita Brands reveló que el mismo va a ser mucho más bajo en los primeros meses de 1999.

Las acciones de Chiquita Brands tuvieron el martes una caída de 0,81 centavos en la bolsa de valores de Nueva York, cuando bajaron de 9,56 a 8,75 dólares por unidad, indicó el diario La Prensa, de Panamá.

Chiquita Brands adujo, según La Prensa, que la esperada merma en las ganancias para 1999 "se debe principalmente a los muy bajos precios de la banana en Europa, pese a que son mayores los volúmenes (exportados) por la industria". (FIN/IPS/sh/mj/lb/99

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos