COMERCIO: Desembarcan en Europa campesinos indios críticos de OMC

Un contingente de 400 campesinos de la India que desembarca este fin de semana en Berlín formará una caravana que recorrerá 11 países europeos para denunciar los efectos devastadores de la mundialización de la economía.

Los campesinos indios manifestarán su oposición al denominado "librecambio" que impone la Organización Mundial del Comercio (OMC) y "a los poderes que sostienen ese orden mundial", dijo el suizo Olivier de Marcellus, uno de los organizadores de la marcha.

Durante casi 30 días de travesía por Europa, la caravana entablará contactos con representantes de organizaciones campesinas y populares de Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Italia, Polonia, República Checa y Suiza.

La expedición se congregará en la localidad alemana de Salswedel antes de emprender la marcha para reunirse con grupos europeos que "también luchan contra la globalización".

Los campesinos indios, que han pagado con sus propios recursos los billetes de avión, realizan un "enorme esfuerzo financiero para testimoniar personalmente la situación dramática que acorrala a los campesinos del Sur", dijo De Marcellus en rueda de prensa.

Los viajeros pertenecen a la Asociación de Campesinos del Estado de Karnataka (Karnataka Rajysa Raitha Sangha, KRRS), el mayor movimiento de medianos y pequeños campesinos y de obreros rurales sin tierra de la India, que cuenta con varios millones de afiliados.

El presidente de la KRRS, M. D. Nanjundaswamy, dijo que los campesinos "traen al Norte (industrial) el punto de vista del Sur (en desarrollo) sobre el sistema de explotación y de genocidio impuesto por su gobierno, por instituciones internacionales como la OMC y por las transnacionales".

La caravana de campesinos indios representa "más un acto de solidaridad del Sur con el Norte, que lo contrario", observó De Marcellus.

La manifestación patentiza "la lucha en curso en la India rural contra la 'recolonización' por las transnacionales y las instituciones internacionales como el Fondo Monetario, el Banco Mundial y la OMC", dijo.

Los organizadores de la caravana pertenecen a la Acción Global de los Pueblos (AGP), una liga de entidades sociales y políticas de distintos continentes que irrumpió el año pasado en la escena pública con violentas protestas realizadas en Ginebra contra la OMC y el sistema de liberalización del comercio.

La AGP se propone repetir este año sus manifestaciones contra la OMC durante la Tercera Conferencia Ministerial de esa entidad que se realizará en Seattle, Estados Unidos, a fines de noviembre.

Las organizaciones campesinas indias que respaldan la Caravana profesan la filosofía pacifista del fundador de la India moderna, Mahatma Gandhi, y han anticipado que todas sus acciones se guiarán por el principio de la no violencia.

Los integrantes de la caravana india sostuvieron en una declaración que el librecambio colocó a los pueblos del nundo, tanto del Norte como del Sur, "a merced de los poderes económicos y financieros transnacionales".

"La competencia fatal con la agroindustria del Norte de alta productividad (y elevados subsidios) lleva a la ruina a los pequeños campesinos del Sur, con sus importaciones baratas", dijo la Caravana Internacional contra el libre comercio y la mundialización.

El panorama se agrava para los campesinos del Sur debido a que los precios de sus cosechas exportadas caen invariablemente en los mercados mundiales saturados, insistió.

La mundialización de los mercados agrícolas destruye la autosuficiencia en la producción alimentaria y reduce los cultivos de variedades alimentarias en favor de las cosechas de exportación destinadas a la alimentación intensiva del ganado, de flores y de otras exportaciones suntuarias para el Norte.

El documento de los campesinos indios afirmó que en su país, como en Africa y en América Latina, el libre comercio ya ha provocado una alarmante caída del consumo de alimentos por habitante.

Durante su permanencia en Suiza, los integrantes de la Caravana serán huéspedes de organizaciones campesinas suizas, precisó De Marcellus durante un encuentro con la prensa en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Ginebra.

La Caravana llegará a Berna, la capital, y también realizará manifestaciones de protesta ante las sedes de las transnacionales Novartis, en Basilea, y Nestlé, en Vevey.

"Participaremos de acciones de desobediencia cívica contra los centros de poder como las transnacionales, las instituciones internacionales y los gobiernos nacionales", anuncia el Manifiesto de la Caravana.

La Caravana concibe esas acciones como "una herramienta más de comunicación". "Nuestra convicción es que solo la desobediencia cívica y la acción directa no violenta pueden producir los cambios fundamentales a que aspiramos en el orden político y económico", dice el documento. (FIN/IPS/pc/mj/if dv/99

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos