URUGUAY-CHILE: Afirman que Pinochet ordeno matar a ex agente

La oscura sombra del ex dictador de Chile Augusto Pinochet (1973-1990) se proyecto sobre Uruguay. Segun informo hoy un diario local, el actual jefe del ejercito chileno dio la orden de matar en este pais a su ex agente Eugenio Barrios.

Un vocero del servicio militar de inteligencia uruguayo dijo al diario La Republica que "el propio Pinochet pidio su muerte".

"¿Cuando se dio la orden?", pregunto un periodista a su informante. "Cuando estaba detenido en Uruguay", respondio el militar en el dialogo que reproduce este viernes el matutino.

Anadio que la ejecucion fue cumplida por uruguayos. "Yo no puedo hacer un trabajo a tu casa como tu tampoco a la mia, dentro de lo que es (la) inteligencia (militar). Lo que si yo puedo es estar presente en la ejecucion, ir a supervisar, ver que la tarea fue cumplida".

Los datos oficiales disponibles coinciden en que Berrios ingreso a Uruguay en 1991 con nombre falso, huyendo de una citacion de la justicia de su pais que lo vinculaba al asesinato del ex canciller Orlando Letelier en 1976, en Washington.

Aqui recibio en principio la proteccion de militares locales encabezados por el coronel Tomas Casella, quien mas tarde, en febrero de 1993, actuo como edecan del Pinochet cuando este efectuo una polemica visita Uruguay.

En noviembre de 1992, Berrios se habia presentado ante autoridades policiales locales aduciendo haber sido secuestrado y que pretendian matarlo. Mas tarde desaparecio en un confuso episodio.

Mas tarde, Berrios reaparecio presuntamente en Milan, mediante una carta dirigida a su padre. El gobierno uruguayo de la epoca dio entonces por cerrada la investigacion.

Un cadaver aparecio a mediados de abril de 1995 enterrado en la arena de una playa proxima al lugar donde Berrios denuncio haber sido secuestrado.

A fines de 1995, el antropologo uruguayo Horacio Solla, al servicio del Poder Judicial, concluyo que el craneo del cadaver correspondia a Berrios, con un grado de certeza cercano a 99 por ciento.

El esqueleto estaba cubierto con ropa fina y en el lugar aparecio una medalla de la virgen del Carmen, patrona de Chile.

Fuentes miltiares y del gobierno uruguayo pretenden que se practiquen nuevos examenes a los restos, en particular al ADN, para determinar con mayor precision el dictamen del antropologo.

Otro documento publicado por La Republica con el rotulo de "informe secreto" de la Direccion de Inteligencia Nacional (DINA), la policia secreta de Pinochet, marco la presunta coordinacion internacional en el caso.

El facsimil del documento dice que Berrios fue trasladado cumpliendo el compromiso "Pacto Condor Sur" y que la operacion fue coordinada por el coronel Hector Lluis, entonces agregado militar en la Embajada de Uruguay en Santiago.

El documento tambien involucra en la operacion a los militares chilenos Carlos Herrera Jimenez (apodado "Mayor") y Emilio Timmerman Undurraga ("Coronel"), quien actuaba como agregado militar en Uruguay.

La informacion periodistica de La Republica materializa la tesis de que militares nostalgicos de la region continuan operando a pesar de la total democratizacion de estos paises.

En la compleja trama tambien emerge el atentado en Argentina, en setiembre de 1974, en que murio el general chileno Carlos Prats, un colaborador directo del depuesto presidente socialista Salvador Allende.

La detencion en Buenos Aires a fines de enero del ex agente chileno Enrique Arancibia Clavel tambien incluye en la operacion al mayor Herrera Jimenez y a Berrios en la preparacion.

El gobierno y el ejercito uruguayos esperan que se practiquen mas analisis sobre los restos del supuesto Berrios, pues entienden que existen algunas contradicciones entre los examenes primarios realizados en abril y los de diciembre.

Segun el semario oficialista uruguayo La Prensa, los documentos pulicados por La Republica son "ingeniosas composiciones graficas".

Expertos consultados por ese medio periodistico creen que "contrainteligencia fraguo los documentos sobre Berrios" y que estos tienen como cometido una "operacion de desinformacion".

La situacion genero un sacudon al interior del ejercito uruguayo, en el cual operan en secreto varias logias, a una de las cuales pertenecen Casella y el general Mario Aguerrondo.

Aguerrondo es el actual representante de Uruguay en Washington ante la Junta Interamericana de Defensa (JID) y en 1992 fungia como jefe de los servicios de inteligencia.

El general Raul Mermot, que el jueves 1 asumio como comandante del Ejercito uruguayo, dijo que la eventual investigacion sobre la responsabilidad de militares dependera del fallo judicial.

En lo que puede ser el indicio de lo que realmente piensan quienes tienen el poder en ejercito uruguayo, Mermot destaco que no admitira desviaciones al verticalismo y advirtio que si se comprueba la participacion de sus subordinados "cada uno admitira su responsabilidad".

La citacion de los uniformados por parte del juez Alvaro Gonzalez esta supeditada a que su colega Aida Barreto se expida en forma positiva respecto de la identificacion del cuerpo. (FIN/IPS/rr/mj/la ip/96)

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe