MSG020G/01E CUBA: Persiste grave crisis de viviendas en La Habana

Muchos dicen que la capital de Cuba se esta cayendo, y tienen razon, pero a este mal se anade otro no menos grave: el creciente problema de la vivienda.

"Esta es la situacion mas dificil. Al deterioro del fondo edificado se unen las precarias condiciones de habitabilidad, que demandan una fuerte rehabilitacion", senala Gina Rey, directora del grupo para el desarrollo integral de la ciudad.

El fondo habitacional de La Habana sobrepasa el medio millon de unidades, en su mayoria construidas despues de 1946 y 70 por ciento del mismo esta constituido por edificios de la mejor tipologia constructiva, por la calidad y la solidez de los materiales empleados.

Segun la especialista Mayda Reyes, casi 50 por ciento del total de las viviendas se encuentra en regular y mal estado, lo que conlleva a derrumbes totales o parciales de valiosas edificaciones.

"Vivir en esta zona es tener el temor constante de que en dias de lluvia llegues a la casa y ya solo queden unas ruinas", dice Ana Rosa, residente en centro Habana, el municipio donde el deterioro constructivo es mas grave.

Un grupo importante de estas edificaciones no son recuperables y si no se revierte la situacion, podrian perderse alrededor de 100.000 unidades en el ano 2000, senala un informe del gobierno de la ciudad de La Habana.

Algunas estadisticas de 1993 indican que 40 por ciento de la vivienda precaria del pais se concentra en la capital, con una poblacion de mas de dos millones de habitantes.

De acuerdo con el propio estudio, mas de 60.000 familias viven en malas condiciones de habitabilidad, por lo que unas 100.000 viviendas requieren ser sustituidas.

Algunas investigaciones calculan en mas de 7.000 las ciudades existentes en la capital de Cuba.

Durante anos el pais dirigio sus esfuerzos a la construccion de edificios de apartamentos, descuidando la reparacion y el mantenimiento, mientras los especialistas reclamaban un tratamiento diferente.

"Si bien es un hecho que la nueva construccion resuelve una parte importante de la demanda, este no puede ser considerado como el unico camino para resolver el problema habitacional, al menos para la ciudad", es la postura del grupo para el desarrollo integral de La Habana.

Los programas de construccion de viviendas se vieron afectados desde comienzos de la decada de 1990 por las dificultades economicas. Muchas edificaciones quedaron a medias esperando nuevamente la disponibilidad de materiales.

Con la agudizacion de la crisis economica en el pais caribeno, tambien disminuyo la cantidad de recursos destinados a la reparacion de edificios. Si en 1990 se usaron para este fin 16.000 toneladas de cemento, en 1993 esta cifra bajo a 3.400 y hasta agosto de 1994, solo se destinaron 2.000 toneladas.

En la actualidad se observa un cambio de politica hacia este conflicto. Las autoridades han comprendido finalmente que la reparacion de inmuebles soluciona mas problemas que las nuevas construcciones de bajo costo.

Con los materiales constructivos de los que se dispone hoy solo se puede llegar a los cuatro municipios capitalinos donde el deterioro del fondo habitacional es mas evidente, senala un funcionario del gobierno de La Habana.

"Si me vendieran los materiales, yo mismo me pondria a arreglar mi casa, no dependeria de nadie, siempre se dice que la poblacion es el mejor constructor", comenta Carlos Gonzalez, quien no quiere esperar a que el techo le caiga encima.

En 1990 fueron vendidos a la poblacion recursos constructivos por unos 10 millones de pesos y mientras que las personas con un volumen de materiales hacia tres acciones, el estado hacia una, senalan fuentes del gobierno local.

La naturaleza tambien ha puesto su parte en el asunto. Durante la llamada tormenta del siglo, en 1992, fueron afectadas 21.700 moradas, algunas de las cuales aun no se han recuperado totalmente.

En peligro esta tambien el centro historico de la ciudad declarado en 1982 patrimonio de la humanidad por la Organizacion de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educacion y la Cultura (UNESCO) y considerado uno de los mas completos de America Latina, una zona donde viven mas de 100.000 personas.

La restauracion de esta zona comenzo en 1981 y se ha visto notablemente frenada por la carencia de recursos para asumir una labor tan costosa como la conservacion. Hoy se adoptan nuevas formas que podrian contribuir a detener el deterioro, aunque no se descarta que ya sea demasiado tarde. (FIN/IPS/rs/ag/pr/94

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos