HAITI: Suenos de un desarme superficial por las fuerzas de EEUU

El tema del desarme general cobro nueva fuerza entre la opinion publica y el gobierno de Haiti, tras el ataque el jueves en un suburbio de esta capital contra un vehiculo de la embajada de Estados Unidos, que dejo dos muertos y un herido grave, cometido por desconocidos armados.

El portavoz de la presidencia Yvon Neptune transmitio al embajador estadounidense, William Lacy Swing, las simpatias del presidente Jean Bertrand Aristide, quien por esta via insistio en la necesidad de desarmar a los grupos paramilitares.

El embajador deploro el incidente y senalo que "estas acciones deshonestas no deben encontrar lugar nunca mas en un Haiti pleno de promesas y de paz".

Cuando mas de 6.000 soldados de la fuerza multinacional se aprestan a abandonar Haiti antes de Navidad, la situacion de los derechos humanos parece deteriorarse en el pais, particularmente en las zonas rurales, donde miembros de grupos de extrema derecha ligados a los militares continuan reprimiendo a la poblacion.

Los metodos utilizados por el ejercito estadounidense para recuperar las armas no son de gran eficacia, debido a su caracter no obligatorio.

Los allanamientos domiciliarios anunciados hace dos semanas por el ejercito haitiano no fueron sistematizados y sus resultados no se conocen hasta el presente.

El secretario general de la Organizacion de las Naciones Unidas (ONU), Boutros Boutros-Ghali, ya habia prevenido el mes pasado sobre los efectos nefastos que podria tener la pasividad de las fuerzas estadounidenses en lo que respecta al desarme de las bandas armadas.

Las divergencias entre la ONU y Estados Unidos se centran basicamente en los metodos.

Mientras los estadounidenses contaban con la buena voluntad de quienes detentaban las armas para recuperarlas, la organizacion internacional era partidaria de una accion sistematica de recuperacion, basada en allanamientos domiciliarios.

Pese al desmantelamiento del cuerpo de jefes de policia comunal, conocidos con el nombre de "jefes de seccion", anunciado oficialmente el dia 3 por el alto mando militar, las poblaciones rurales continuan siendo victimas de sus acciones.

La fuerza multinacional se desplego en las grandes ciudades, abandonando a su suerte a las regiones del interior del pais. Los militares acantonados en las provincias continuan imponiendose como caciques, con las mismas practicas represivas contra la poblacion civil.

La presencia de esta fuerza multinacional en las grandes ciudades dio ciertas seguridades a las poblaciones urbanas, pero la estrategia estadounidense de desarme no ofrece garantias en cuanto al establecimiento de estructuras capaces de garantizar un clima de estabilidad tras la "desocupacion".

En este sentido, nadie sabe que sucedera con exactitud.

Si grafitis en las paredes de ciertas calles de Puerto Principe reclaman la presencia de los estadounidenses durante 50 anos, el retiro de la fuerza multinacional dependera ciertamente de los haitianos, declaro el domingo el primer ministro, Smarck Michel, tras la presentacion de su politica general en el Senado.

"La presencia de la fuerza multinacional es el resultado de nuestras disputas. Para llegar a la desocupacion en absolutamente necesario que nos pongamos de acuerdo, que respetemos la ley. Sera nuestro comportamiento el que determine la duracion del mandato de la mision de la ONU en Haiti", declaro el nuevo primer ministro.

La cuestion de la seguridad publica preocupa a los diputados. El sabado ultimo fue encontrado decapitado el alcalde adjunto de la comuna de Mirbalais, en el centro del pais.

Los responsables de su partido, el Frente Nacional para el Cambio y la Democracia (FNCD), no pudieron aun establecer las circunstancias precisas del asesinato.

En un comunicado publicado este jueves, la comision catolica Justicia y Paz llamo al Ministerio de Justicia a dictaminar el desarme definitivo de las celulas del Frente Revolucionario para el Avance y el Progreso de Haiti (FRAPH, paramilitares de extrema derecha) en el departamento de l'Artibonite.

Militantes de este grupo estarian implicados, junto a soldados, en ataques contra funcionarios publicos y contra religiosos en la localidad de Desdunes, en la region central del pais, senala Justicia y Paz.

En el valle de l'Artibonite bandas de campesinos apoyados por militantes del FRAPH se apropiaron de tierras de pequenos trabajadores agricolas, denuncio el grupo.

A cerca de dos meses de la llegada a Haiti de las fuerzas de intervencion estadounidenses, mas de 200.000 desplazados no han podido aun regresar a sus hogares, senalo el diputado de izquierda Rony Mondestin.

La policia sigue siendo vista con desconfianza por la poblacion, pese a que muchos de sus agentes han sido "reciclados" y que sus uniformes fueron modificados por una cuestion de imagen.

Por miedo a represalias, los policias estan cada vez mas ausentes de las calles de la capital, vigiladas, aunque sin demasiado rigor, por las patrullas de la fuerza multinacional.

Regularmente, comercios de la zona centrica de Puerto Principe son objeto de rapinas, ante la impotencia de la policia. (FIN/IPS/tra-fr/imc/ag-dg/np/94

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos