ESPANA-PORTUGAL: Cumbre con unidad formal y divergencias de fondo

Pese a que en la agenda de la cumbre iberica entre Espana y Portugal hay mas puntos en comun que divergencias, en la cuestion de fondo sobre el futuro de la Union Europea (UE) ambos paises se baten en barricadas opuestas.

Para limar asperezas y concertar politicas comunes con miras a la cumbre de diciembre en Essen, Alemania, cuando Bonn ceda a Paris la presidencia semestral de la UE, los primeros ministros de Espana y Portugal, Felipe Gonzalez y Anibal Cavaco e Silva, iniciaron este viernes una reunion de dos dias.

El palco escogido fue Oporto, el principal nudo industrial portugues y segunda ciudad del pais ubicada a 300 kilometros al norte de Lisboa, con una tradicion ya secular de relaciones privilegiadas con las regiones fronterizas espanolas.

Tanto los estados ibericos, asi como Grecia e Irlanda, consideradas las naciones mas pobres de la UE, reciben cuantiosos fondos de los ocho paises restantes que, en algunos casos, son equivalentes al presupuesto luso de 28.000 millones de dolares.

Mientras Portugal es claramente uno de los pequenos estados de la UE y se asume como "pobre entre los ricos", Espana es el "pais frontera" que algunos describen como "el mas pequeno de los grandes" y otros como "el mas grande de los pequenos".

Sin embargo, en el seno de la UE, las divisiones han sido en los ultimos dos anos, de diverso orden.

Por una parte, existe el grupo de "los cuatro grandes", no solo por sus poblaciones -80 millones en Alemania y 60 millones en Francia, el Reino Unido e Italia-, sino por la importancia de sus economias pues son miembros del Grupo de los Siete paises mas industrializados (G-7), junto con Estados Unidos, Japon y Canada.

Por la otra, estan los "pequenos", que integran Belgica, Dinamarca, Holanda, Irlanda, Grecia, Luxemburgo y Portugal.

Sin embargo, las divisiones en las posturas comunitarias no se han visto necesariamente determinadas por el tamano de los paises, sino por rencillas internas, en el caso de los cuatro grandes, y diferencias de nivel de desarrollo entre los ocho pequenos.

Rompiendo los esquemas de la diplomacia clasica, en un reciente encuentro con la prensa extranjera en Portugal, el presidente luso Mario Soares, reconocio la existencia de apetitos hegemonicos, al referirses a los "ejes" Bonn-Paris y Londres-Roma.

"Personalmente, prefiero la actitud de Alemania y Francia, como verdaderos motores del desarrollo de la UE, frente a Italia y el Reino Unido, que desean convertir la comunidad en una mera zona de libre mercado", dijo Soares en la ocasion.

Otra diferencia perceptible es que mientras Lisboa se opone a la veleidosa supremacia de los grandes, que se preparan para la cumbre revisora del Tratado de Mastrich en 1996, Madrid todavia no hizo sus previsiones para dentro de dos anos, cuando espera formar parte del club de los grandes.

Espana y Portugal tampoco estan en perfecta sintonia sobre las "velocidades" que debe adquirir el desarrollo europeo.

Mientras los mas industrializados proponen pragmaticamente una Europa de dos o mas velocidades, los cuatro "pobres" se dividen entre un bloque formado por Irlanda, Grecia y Portugal y una Espana sola y vacilante.

El dilema espanol radica en su politica de doble carril: publica solidaridad con los otros tres paises, por una parte, y su aspiracion a formar parte de la primera linea como "quinta potencia economica europea".

Colocadas asi las cartas sobre el tapete, Gonzalez y Cavaco e Silva -de quienes todos los observadores vaticinan una muy formal e unitaria declaracion final el sabado-, deberan aliviar en lo posible esas diferencias.

Segun el analista luso Joaquim Trigo de Negreiros, "mientras la arquitectura institucional de la UE es terreno de divergencias mas o menos claras, en la inestabilidad del (grupo de cinco paises norafricanos del) Magreb hay convergencias entre Madrid y Lisboa".

Espana y Portugal estan unidas en el intento de convencer a sus aliados de la UE de la importancia de aumentar la ayuda al desarrollo de los cinco paises del Magreb -Argelia, Libia, Marruecos, Mauritania y Tunez-, para frenar los flujos migratorios hacia Europa y evitar el peligro del fundamentalismo islamico.

Sin embargo, Alemania, la llamada "locomotora" economica de la UE, no esconde su preferencia de canalizar la ayuda hacia sus areas tradicionales de influencia en la Europa ex socialista.

Durante la cumbre, Gonzalez y Cavaco e Silva van a dedicar buena parte de sus consultas a temas bilaterales, como el control del narcotrafico, el gasoducto argelino para la peninsula iberica, pesca, vias de comunicacion y la creciente influencia economica de Espana en Portugal.

La balanza comercial es cada vez mas positiva para Espana porque solo en los ocho primeros meses de 1994 vendio a los 9,8 millones de portugueses productos por valor de 3.500 millones de dolares, mientras 40 millones de espanoles compraron 1.600 millones de dolares en mercaderias lusitanas. (FIN/IPS/MD/EGO/IP).

= 11181445 DAP011

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos