COLOMBIA: Cautelosamente, Samper se aproxima a la paz

Con cautela, el presidente de Colombia, Ernesto Samper, dio hoy un primer paso hacia la paz, al anunciar en Popayan, capital del sureno departamento del Cauca, las pautas para un virtual dialogo con los insurgentes.

"La guerra estalla, la paz se edifica", dijo el mandatario, que declaro el periodo que se inicia como "preparatorio" hacia un "dialogo util" con todas las fuerzas de la insurgencia que se acojan a las condiciones y demuestren voluntad de reconciliacion.

El gobierno no desarrollara negociaciaciones fraccionadas sino que llamara a una misma mesa a las organizaciones que confluyen en la Coordinadora Nacional Guerrillera (CNG).

En la CNG convergen las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), con unos 10.000 hombres, el Ejercito de Liberacion Nacional (ELN), con unos 4.500 y el frente disidente del legalizado Ejercito Popular de Liberacion (EPL).

La proporcion de armamento es de un arma por cada tres guerrilleros, segun estimativos oficiales.

La negociacion tambien incluiria al recientemente aparecido comando Jaime Bateman Cayon, una fraccion disidente del legalizado M-19, al que el gobierno envio un delegado para liberar al secuestrado presentador de television Alfonso Lizarazo.

El anuncio presidencial estuvo antecedido de un informe del alto comisionado para la paz Carlos Hollmes Trujillo, quien en los primeros cien dias de la administracion liberal ha explorado la situacion a traves de contactos directos e intercambio de mensajes con los comandantes insurgentes.

La puesta en marcha o no de una negociacion directa gobierno- CNG esta supeditada al diagnostico que efectue Hollmes Trujillo en un segundo informe.

Contrariamente a lo que especularon algunos sectores sobre una inmediata convocatoria al dialogo, Samper opto por "la paciencia que no es debilidad" y abrio el compas hacia una ronda que, segun dijo, preferiria que se realice en el exterior.

Se sabe que Mexico, Costa Rica y Holanda han manifestado voluntad de cooperar en el proceso, cuyo esquena diverge de los anteriores conducidos por los gobiernos del conservador Belisario Betancur (1982-86) y los liberales Virgilio Barco (1986-90) y Cesar Gaviria (1990-94).

Una primera diferencia significativa es que no sera prerequisito el alto al fuego, aunque si se espera que "baje la intensidad" de las acciones armadas.

Esto "no significa que el gobierno va a bajar la guardia", dijo Samper en tacita alusion a los sectores mas recalcitrantes de las Fuerzas Armadas, para las que, recalco, su gobierno se propone recuperar el monopolio de las armas..

Al esbozar su plan de paz Samper puso enfasis en la defensa de los derechos humanos, cuya violacion coloca a este pais como uno de los principales contraventores en la region, de acuerdo con organismos como Amnistia Internacional.

Tambien remarco la plena aplicacion del Protocolo II de Ginebra sobre humanizacion de la guerra, que en el pasado fue uno de los puntos que levanto la guerrilla, y que este miercoles fue aprobado por el Parlamento.

El proceso estara acompanado de una ley de desarme para los grupos paramilitares y de autodefensa, muchos financiados por el narcotrafico, que constituyen uno de los factores de mayor enrarecimiento del conflicto en Colombia.

Los paramilitares incursionaron con fuerza a mediados de la decada de 1980, con fuerte apoyo de terratenientes y ganaderos, que armaron ejercitos privados para resarcirse de las extorsiones aplicadas por los frentes guerrilleros.

Con la ley de desarme, anunciada este jueves, Samper dio respuesta negativa a la peticion de "negociacion tripartita" junto con la guerrilla que los paramilitares habian planteado hace algunas semanas.

En los primeros analisis y reacciones al plan de paz, se hallaron elementos de los modelos aplicados en El Salvador y en Medio Oriente.

De hecho la gestion exploratoria del alto comisionado se nutrio de viajes y entrevistas con los protagonistas del proceso de paz centroamericano y de estudio del desrrollo de las negociaciones entre israelitas y palestinos.

El bajo perfil que se busca para el proceso es la caracteristica de la experiencia medio-oriental que el gobierno de Samper pretende aplicar en Colombia.

"La paz no se puede lograr delante de las camaras de television o ante un microfono", insistio en las ultimas semanas Hollmes Trujillo, mientras que Samper, mas sintetico, dijo este jueves que se intenta conducir un proceso "discreto pero no secreto".

El protagonismo que desde distintos flancos de la guerra y la paz se pretendio en pasados procesos, empezo a ser desactivado hace un mes, cuando el ministro de Gobierno (interior), Horacio Serpa, pidio a una recien creada Comision de Paz del Parlamento no interferir. (sigue)

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos